Quedó detenido el dueño del boliche donde se hizo la trágica fiesta electrónica de Arroyo Seco.

Se trata de Germán P. D., quien había sido declarado en rebeldía por el juez federal Carlos Vera Barros. Con esta nueva detención ya son cuatro los investigados por la tragedia en el boliche de Arroyo Seco.
El juez federal Carlos Vera Barros ordenó la prisión preventiva para uno de los dueños de Yameli S.R.L., encargada en la explotación del boliche Punta Stage de Arroyo Seco, donde el pasado 1º de enero fallecieron dos jóvenes por la ingesta de drogas sintéticas.
Se trata de Germán Pablo D., responsable de la firma encargada en explotar el complejo, a quien el magistrado había declarado “en rebeldía” al no encontrarlo en uno de los allanamientos librados por la división anti drogas de la Policía Federal.
Según trascendió, el encargado del espacio bailable se entregó por sus medios y fue indagado por el fiscal federal Mario Gambacorta, mientras que el juez Carlos Vera Barros, que entiende en la causa, ordenó que siga detenido de manera preventiva hasta tanto se resuelva su situación procesal.
El detenido figura como responsable de la firma junto a Esteban G., quien quedó detenido la semana pasada. En tanto, también se encuentran bajo la misma situación Alan V.B. y Gino P., responsable de la productora Live Art.
Leer más: Detienen al empresario que organizó la fiesta fatal en Arroyo Seco
Los investigadores sostienen que tanto los dueños como la productora “crearon un marco propicio para la venta y uso de sustancias estupefecientes, especialmente del tipo anfetamínico y sintético”, con lo cual cree que “hubo una maniobra conjunta que terminó en tragedia”, en la que murieron la rosarina Giuliana Maldovan, de 20 años, y Lucas Liveratore, de 34, oriundo de San Nicolás.