La iniciativa fue impulsada por el senador Felipe Michlig. “La idea es crear un fondo para asistir a empleados, productores y empresas”. La medida se decretaría por 180 días ya que “en los últimos 30 años y los embates climáticos, golpearon muy duro al sector”, sostuvo el legislador.  

Felipe Michlig – LT10

Tras los diferentes embates que sufrió el ámbito lechero en los últimos tiempos, proponen declarar la emergencia en el sector. En diálogo con LT10, Felipe Michlig, senador por el departamento San Cristóbal e impulsor de la medida, sostuvo que “la falta de políticas claras para el sector lácteo, en los últimos 30 años y los embates climáticos, golpearon muy duro al sector. Santa Fe pasó de producir 7 millones de litros diarios a 4 millones de litros”.

Por este motivo y ante la inminente crisis, Michlig indicó que en los últimos tiempos “bajaron la persiana alrededor de 4000 tambos. Esto significó concentración en el sector y avance de la agricultura. En este sentido expresó que “la producción láctea debería ser estratégica para el país y para Santa Fe. Como dijo el Gobernador, empresas como SanCor no tiene precio para Santa Fe”.

Consultado específicamente sobre la propuesta que presentó, el senador el senador expresó que “desde la legislatura provincial proponen declarar la emergencia de la industria láctea por 180 días. Tenemos que salir a asistir a empleados y productores”.

Por último agregó que “hay que crear un fondo de ayuda a la industria láctea para brindar prestamos blandos. También, esta emergencia posibilitaría darle facilidades en el pago de impuestos y servicios para los empleados, productores o industrias que estén en riesgo”.