Una comisión de la policía de Santa Fe partió rumbo al penal de Marcos Paz, donde estaba preso por el hackeo al Ministerio de Seguridad de la Nación. Quedará a disposición conjunta del juez federal Francisco Miño y el Colegio de Jueces de la provincia.


El hacker Emanuel Vélez, detenido el mes pasado en Buenos Aires por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe y puesto a disposición de la Justicia Federal porteña, fue trasladado este viernes, desde el penal de Marcos Paz con destino a la unidad carcelaria de Coronda, informaron fuentes tribunalicias.

Una comisión de la policía provincial partió este viernes a las 8 de la mañana rumbo a Buenos Aires para buscar al preso que el jueves fue procesado por el juez federal Santiago Ramos, quien tras responsabilizarlo por el ataque a las cuentas de Twitter de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, le concedió la libertad.
No obstante, a pesar de haber recuperado la libertad en esa causa, “Líbero” -alias que utiliza en las redes sociales- fue reclamado esta semana tanto por el juez federal N° 2, Francisco Miño, por el hackeo a la página web del diario El Litoral; como por el Colegio de Jueces de primera instancia de Santa Fe, para ser imputado por estafas cometidas con tarjetas de crédito.

 

Audiencia imputativa

El Ministerio Público de la Acusación recibió el jueves por la tarde la notificación del Juzgado Federal del Dr. Ramos que lo ponía a disposición de la justicia santafesina, por lo que este viernes fue enviada una comisión en su búsqueda. Fuentes del caso indicaron que Vélez, de 20 años, estaba detenido en el penal de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires, y que al llegar a Santa Fe quedaría alojado en la cárcel de Coronda.

En el ámbito provincial, Vélez estaba siendo buscado por su presunto rol de jefe y organizador de una banda -asociación ilícita- que se dedicaba a cometer estafas mediante el uso de tarjetas de crédito de terceros. Dicha investigación, a cargo de los fiscales Omar de Pedro y María Lucila Nuzzo, permitió descubrir el andamiaje delictivo utilizado por la banda y por la que a la fecha permanecen detenidas tres personas y otras tantas recuperaron la libertad previo reconocer los hechos y ser condenados en juicios abreviados.

Por las estafas con tarjetas el joven “Líbero”, oriundo de la provincia de Córdoba, será imputado este domingo en audiencia oral y pública en los tribunales provinciales.

 

Hackeo a El Litoral.com

Pero no es sólo esa la causa penal que deberá enfrentar Vélez en tierras santafesinas. Esta semana el juez Miño hizo lugar al pedido del fiscal federal Walter Rodríguez, y ordenó la detención del muchacho para recibirle declaración indagatoria. Según se cree, el acto será en el transcurso de la próxima semana, aprovechando que el reo ya se encontrará en la ciudad.

El fiscal Rodríguez formuló el pedido en base a una investigación preliminar realizada el mes pasado, a raíz del hackeo sufrido por la plataforma web del diario El Litoral, durante la mañana del 27 de marzo. Ese día y por un lapso de varias horas, el sitio web fue borrado de Internet y sólo pudo recuperarse gracias a distintas copias de seguridad. Mientras el portal informativo estuvo “caído”, pudo leerse un desafiante mensaje escrito por el autor del “golpe”:

“Diario El Litoral. Estos últimos dos meses han estado publicando noticias que me molestan bastante. Se metieron en asuntos en los que no tenían que meterse, por lo tanto a partir de hoy este diario va a publicar noticias que no involucren a personas que me importan. Sus servidores fueron hackeados y varias computadoras de sus redactores satisfactoriamente han sido infectadas. Mi objetivo es observar que hagan las cosas por el camino correcto, o sea no publicar cualquier estupidez y difamar a una persona sin medir las consecuencias. Y la fiscal Nuzzo debía pensar dos veces las pelotudeces que dice”.

Rápidamente, quienes estaban al frente de la investigación por estafas con tarjeta vincularon los dos casos por los que ahora deberá rendir cuentas ante la justicia.

En Recoleta

Un equipo de la sección Inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario, encomendado en la búsqueda de “Líbero”, lo atrapó el martes 25 de abril en el barrio Recoleta de la Capital Federal, donde se montó un operativo con personal encubierto para poder aprehenderlo. Fue alcanzado cuando salía de un domicilio particular. No ofreció resistencia y fue puesto a disposición de la Justicia de la vecina provincia, mientras se realizan los trámites para la extradición, que se iba a concretar en las próximas horas.