Ocurrió ayer Marcial Candioti al 7500. El menor habría manipulado un arma de fuego y era alumno de la Escuela de Educación Técnica Nº 479 Manuel Pizarro. La comunidad educativa declaró 48 horas de duelo.

Carlos Condori (LT10)

La Fiscalía de Homicidios, a cargo de Gonzalo Iglesias, investiga la muerte de un adolescente de 13 años –ocurrida ayer por la noche– en Marcial Candioti al 7500, tras manipular un arma de fuego. La víctima era hijo de una mujer policía, razón por la cual también se abre un procedimiento administrativo en la División Judiciales de la URI.

El menor era alumno de la escuela de Educación Técnica Nº 479 Manuel Pizarro, lo que motivó que la propia comunidad educativa del establecimiento declare duelo por 48 horas. El vicedirector, Carlos Condori, hizo hincapié en que el chico “no presentaba ningún tipo de antecedentes”.

En comunicación con LT10, el directivo observó que para los adolescentes de hoy “la vida de ellos es una película. Debemos hacer un planteo cultural de lo que significan hoy los juegos, la manipulación de armas”. Desde esa misma perspectiva, consideró que son pertinentes los debates y los acuerdos, sin embargo “lo que ocurre en cada uno de los entornos sociales, en cada una de las familias, se escapa a lo que uno puede llegar a desarrollar o prevenir. Hasta qué punto mi discurso fue convincente para que eso no ocurra”, planteó.

Bajo esa misma línea argumental, Condori opinó que “los adolescentes atraviesan una circunstancia en la que lo imaginario linda con lo real y lo real linda con lo imaginario. Todavía no logro comprenderlo –subrayó– como para darles a mis alumnos un discurso claro y convincente”, definió.

Compartir

Comentarios