Es el sistema que agiliza el ingreso a ese país. Fue uno de los puntos acordados durante el viaje de Macri a Washington.

Los argentinos que aspiren a ser admitidos en el programa Global Entry, y que ya ya se inscribieron, comenzarán la semana próxima a tener las entrevistas que les permitirán que el ingreso a Estados Unidos sea más simple.

El Global Entry es un programa de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza que agiliza el ingreso a los Estados Unidos de viajeros pre-aprobados y de bajo riesgo, y Argentina se convirtió en el décimo país cuyos ciudadanos calificarán para inscribirse, acuerdo al que arribaron ambos países durante la visita que recientemente realizó el presidente Mauricio Macri a Washington.

La inscripción tiene un costo de 100 dólares no reembolsables, una duración de cinco años y debe realizarse por Internet. Una una vez aprobada la admisión al programa, el solicitante concertará una entrevista personal con un funcionario de la oficina de Aduanas y Protección. Fronteriza para determinar si califica para ingresar al mismo, trámite que comenzará el martes de la semana próxima.

El programa Global Entry, que se encuentra disponible actualmente en 52 aeropuertos de los Estados Unidos y 15 puestos de pre-admisión, agiliza el proceso de admisión en aeropuertos para viajeros internacionales considerados confiables.

En la actualidad, más de 4 millones de miembros del programa evitan las tradicionales filas de control de Aduanas y Protección Fronteriza para dirigirse a los puestos automáticos y completar el proceso de ingreso a los Estados Unidos.

Como beneficio adicional, los miembros del programa también califican para participar del programa de control de seguridad rápido TSA Pre.

El programa se encuentra disponible para los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales de los Estados Unidos como así también para ciudadanos de determinados países que poseen acuerdos de viajero confiable con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, tales como Colombia, Alemania, México, Holanda, Panamá, República de Corea, Singapur, Suiza, Gran Bretaña y, ahora, Argentina.