Una anécdota más que deja la intransitabilidad de los caminos en el norte del departamento Vera, esta vez un nacimiento en plena Ruta 3 en un unimog en el trayecto de Los tábanos hacia Intiyaco.

A las 21 de este sábado 27 de mayo, en la localidad de Los Tábanos, Antonella Robledo, una joven mamá embarazada y con fecha para que su hija nazca, comenzó a sentirse mal por lo que se decidió de inmediato su traslado teniendo en cuenta que en esa pequeña comunidad no hay médicos que puedan atenderla.
Es así que a través de un unimog que el servicio de emergencia SIES 107 tiene operando en esa zona, se comenzó el traslado hacia el hospital de Intiyaco, donde finalmente sería atendida.
Son solo 30 km que separan a Intiyaco de Los Tábanos, pero la intransitabilidad de la Ruta 3, hace que la demora sea de no menos tres horas para unir estas comunidades. La joven mamá rompió bolsa en plena ruta y los choferes del unimog, en este caso Fabián Iza y un compañero de apellido Flores, se arremangaron y comenzaron a asistirla para ayudarla a que nazca su bebé.
A las 23.45, con mucho frío y llovizna de a ratos, en plena ruta nació Tamara Robledo que pesó 3,200 kilos.
Luego de nacer esta hermosa beba, los choferes continuaron su viaje, ya que todavía faltaban unos 15 km aproximados para llegar a destino.
Finalmente, a las 00.30 de este domingo 28 de mayo, Antonella y su beba Tamara ingresaron al hospital de Intiyaco, donde fueron recibidas por el Dr. Fernando Rodas y la enfermera de turno Mónica Sanabria, quienes constataron que tanto la joven mamá como su pequeña beba estaban en perfecto estado de salud.
Antonella y su beba recién nacida ya está en condiciones de volver a su pueblo, pero el estado de los caminos por estas horas no se lo permiten, por eso continúan internadas en el nosocomio de Intiyaco, la joven mamá tiene además otra hija, que llamativamente se llama Milagros y tiene tres años.
Una nueva historia, que en este caso fue con final feliz, deja el mal estado de la Ruta 3 en el norte del departamento Vera, donde además de aislar a los vecinos, por tiranías políticas y negligencias judiciales tampoco les permiten tener un médico cerca que los asistan.

Comentarios