Esta semana levantaron la restricción a afiliados de la obra social, a quienes cortaron la atención porque Pami debía casi seis meses a los prestadores. La cámara local propone modificar el vademécum.

La Cámara de Ópticas de la ciudad de Santa Fe esta semana volvió a atender a los afiliados a Pami con normalidad. La entidad había cortado la atención a jubilados para reclamar pagos adeudados de los últimos cinco meses. La medida de fuerza se levantó esta semana cuando la obra social canceló la deuda de enero y febrero.

“El contrato con Pami establece el pago a los 30 días pero nunca se cumplió: ahora ya estamos dentro de los 120 días habituales”, explicó Roberto Izquierdo, quien preside la entidad.

El referente de los ópticos advirtió sobre la falta de respuesta de Pami nacional a los reclamos. “No hay un diálogo, es algo unidireccional. En Buenos Aires estornudan y nosotros nos resfriamos, todo se maneja desde allá”, dijo el óptico, y destacó sin embargo la predisposición del director regional Santa Fe, Alfredo Marinelli.

El óptico destacó que las exigencias de la obra social en cuanto a la prestación están a la orden del día, pero se quejó por los montos contemplados, que sólo cubren $ 296 por anteojo.

Cambios en el vademécum

Para superar la instancia de queja, el titular de la Cámara de Ópticas prepara junto a la Regional Santa Fe de la obra social un proyecto para modificar el vademécum prestacional en ópticas, contactología y prótesis para mayores de 60 años.

A partir de un análisis de la cobertura, la idea de Izquierdo es hacer un mejor aprovechamiento de los fondos.

“Hay prestaciones a las que las personas de la tercera edad no tienen acceso porque no las necesitan. La gran mayoría requiere cobertura por anteojos, y sólo un 0,5 % utiliza lentes de contacto por diferentes cuestiones”, sostuvo el óptico.

Su propuesta es redirigir los fondos que Pami destina a los lentes de contacto hacia los de armazón sin dejar de lado que puedan plantear excepciones. “Estamos buscando una cobertura digna, y no un anteojo por $ 296 para quienes más lo necesitan, los jubilados”, concluyó. El proyecto será presentado en Buenos Aires para su evaluación.