Por el frío, se registró un importante incremento en las consultas médicas domiciliarias. La mayoría de los casos son cuadros respiratorios y síndromes catarrales. Advierten por demoras en la atención.

La cámara de empresas de emergencias de la provincia advirtió que con la llegada de las bajas temperaturas se registró un importante incremento en la demanda de los servicios de consultas médicas domiciliarias, fundamentalmente por síndromes catarrales y cuadros respiratorios banales.

“El 85 por ciento de las consultas son cuadros en las vías respiratorias superiores”, detalló Carlos Didier, director médico del servicio de emergencias 4351111.

Añadió que entre el fin de semana y este lunes se incrementó notablemente la demanda y además aumentó la consulta por cuadros gripales de niños.

“Estamos en un 50 por ciento de adultos y un 50 por ciento de niños cuando en épocas normales la relación es de 80 por ciento de cuadros en personas mayores y 20 por ciento de chicos”, graficó el médico este lunes, en diálogo con El Tres y Radio 2.

Por otra parte, aseguró que los cuadros de fiebre o más banales fueron atendidos el fin de semana “dentro de las cuatro horas”.

“Los nosocomios públicos y privados están desbordados y eso también influye a los servicios de emergencia”, añadió.

La cámara de empresas del sector pidió a la población que sepa comprender “los mayores tiempos de respuesta en esta situación extraordinaria”. Los representantes de los servicios médicos además aseguraron que se destinaron todos “los recursos humanos y materiales disponibles”.