Desde el Instituto Médico Legal informaron que en esta primera mitad de 2017 se contaron cuatro víctimas fatales en Rosario por el “asesino silencioso”. A nivel nacional, se registraron otras 26 intoxicaciones, una de ellas terminó en muerte.

En esta primera mitad de 2017 se contaron 30 casos de intoxicaciones por monóxido de carbono a nivel nacional; cinco de los cuales resultaron en muerte, cuatro se contaron en Rosario.

Consultado por la periodista Fernanda Rubio de El Tres, el médico Raúl Rodríguez del Instituto Médico Legal (IML) informó que en lo que va del año al IML llegaron cuatro víctimas fatales por presunta inhalación de monóxido de carbono. A nivel nacional, se contó una quinta víctima en Córdoba –un hombre de 68 años– y otros 25 casos de intoxicaciones no letales.

Además, en Barrancas se investiga un sexto posible caso fatal. Se trata de un joven de 28 años que murió por asfixia aunque la autopsia aún no determinó si fue a causa de monóxido de carbono. El año pasado, en Rosario, se contaron 12 víctimas fatales.

Los síntomas

Rodríguez explicó que los síntomas muchas veces se perciben cuando ya es demasiado tarde por eso hay que mantener una mirada atenta. Dolor de cabeza, mareos, debilidad, nauseas, vómitos, dolor en el pecho y confusión, son indicadores de una posible intoxicación.

Ante este cuadro aconsejan:

– Dirigirse inmediatamente a un lugar donde pueda respirar aire fresco. Abrir las puertas y ventanas, apagar los aparatos que utilizan combustibles y salir de la casa

– Dirigirse a una sala de emergencia o centro de salud y comunicar al médico que sospecha de envenenamiento con CO. El envenenamiento puede diagnosticarse con una prueba de sangre hecha inmediatamente después de haber estado expuesto

– Saber responder al médico las siguientes preguntas: ¿Alguien más en su familia tiene los mismos síntomas? ¿Comenzaron todos a tener esos síntomas al mismo tiempo? ¿Está utilizando en su casa algún aparato que usa combustible? ¿Alguien ha inspeccionado sus aparatos últimamente? ¿Está seguro de que están funcionando correctamente?

 

Las recomendaciones

– Al comenzar cada invierno, hacer inspeccionar por un técnico especializado todos los aparatos domésticos que utilizan combustible

– Chequear que la llama de la hornalla o la estufa a gas se mantenga azul. Si es rosa o roja puede ser peligrosa

– Escoger aparatos domésticos que eliminan los gases de la combustión hacia el exterior de su casa. Los aparatos deben instalarse correctamente y mantenerse según las instrucciones del fabricante

– Si se usa un calentador a kerosén o a gas que no tiene sistema de ventilación, seguir cuidadosamente las instrucciones que trae el aparato. Usar el combustible apropiado y dejar abiertas las puertas que dan al resto de la casa. Mantener una ventana algo abierta para que entre aire y el consumo de combustible sea adecuado. De ser necesario llamar al servicio de emergencias 107

– No encender el motor de su auto dentro del garaje, aunque tenga la puerta abierta. El humo puede concentrarse rápidamente

– No usar el horno de gas para calentar la casa, aún por poco tiempo

– No usar carbón ni madera dentro de la casa, aún en la chimenea

– No irse a dormir dejando un calentador a gas o a kerosén encendido si el aparato no tiene ventilación hacia el exterior de la casa

– No usar aparatos con motores a gasolina dentro de un cuarto cerrado