Ante los sucesivos hechos que se produjeron desde el inicio del ciclo lectivo hasta la fecha, se abrió una investigación a partir de la cual ya fueron identificadas dos personas.

Los sucesivos llamados que dan cuenta de amenazas de bomba en establecimientos educativos de la ciudad ya son motivo de una profunda investigación. Juan Cruz Giménez, delegado de la Regional IV del Ministerio de Educación de la provincia, precisó esta mañana que se contabilizan 20 denuncias radicadas durante los últimos tres meses, asimismo ya fueron identificadas dos personas.

“El proceso de investigación, ahora, no corresponde a Educación, pero a partir de la identificación siempre trabajamos en forma puntual cuál es la sanción, la forma de abordaje para que no se repita ningún tipo de amenaza”, indicó el funcionario –en contacto con LT10– en alusión a que sea un alumno el posible responsable.

En estos casos, interviene la Policía de Investigaciones (PDI).

Comentarios