Y buscan a los desaparecidos por redes sociales. Los bomberos ya controlaron las llamas, sin embargo, no tienen esperanza de encontrar sobrevivientes.

A más de 24 horas de fuego ininterrumpido en la torre de Londres que se incendió en la madrugada del miércoles, los bomberos extinguieron las últimas llamas y buscan a más víctimas tras la confirmación de que la cifra de muertos se elevó a 17.

Según las autoridades, hay familias enteras desaparecidas, lo que indicaría que la cifra de víctimas mortales podría aumentar.

Para dar con el paradero de sus seres queridos, familiares y amigos armaron campañas con fotos e información en pedido de ayuda a todos los testigos de la tragedia.

Entre los desaparecidos están Jessica Urbano, una niña de 12 años que vivía en el piso 20 de la torre Grenfell y cuya última señal de vida se dio cuando habló por teléfono con su madre y le dijo que estaba en las escaleras intentando escapar.

“Por favor sigan compartiendo la foto de mi sobrina que todavía no la han encontrado. Sé que hay gente que dicen que ya la encontraron pero la realidad es que no ha habido noticias de ella. Si saben noticias verificadas o la han visto en persona, por favor comuníquense. Pero si no, por favor no compartan información que simplemente no es correcta/verdad, gracias”, escribió su tía, Ana Ospina, en un post de Facebook de acuerdo al diario The Independent.

Mohamed Neda es otra de las personas desaparecidas. Su esposa y su hijo están siendo tratados en un hospital pero sobre él no se sabe nada. Tiene 67 años, vivía en el piso 20 del edificio de 24 y la última vez que fue visto, estaba herido pero seguía ayudando a los vecinos.

Mariem Elgwahry es joven y nadie sabe nada de ella desde hace más de un día. Vivía en el piso 19 con su madre y ella también está con paradero desconocido. Es una de sus amigas la que publicó fotos sobre ella en las redes sociales para dar con información. Asegura que ya chequeó hospitales y centros de ayuda, pero que no tuvo suerte.

Ali Yawar Jafari tiene 82 años y era propietario de una vivienda en el piso 10. Su hijo lo busca por todos lados. “Estaba con mi madre y hermana en el ascensor y ella dijo que el ascensor se detuvo en el décimo piso y que había demasiado humo y que no podía respirar. Se bajó y luego las puertas se cerraron y no se detuvo de nuevo hasta la planta baja”, contó a la prensa.

Khadija Saye también se encontraba en su casa cuando se desató el incendio. Tiene 24 años y estaba en el piso 20 junto a su madre de 50 años. “Khadija es una amiga querida de nuestra familia, un alma hermosa y un artista emergente excepcional. Compartí esta foto y ponete en contacto con nosotros ante cualquier información”, dice la campaña que la busca.

Por su parte, las autoridades aún no saben si la cifra de muertos seguirá subiendo o no, según señaló la jefa de bomberos de la ciudad, Dani Cotton, y los bomberos están traumatizados por no haber podido salvar a más gente.

“Trágicamente, ahora no esperamos encontrar a nadie más con vida”, dijo Cotton. “La gravedad y el calor del fuego implican que sería un absoluto milagro que quedara alguien vivo”.

Alrededor de 600 personas vivían en los 120 apartamentos de la torre Grenfell.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios