Los nuevos wedding planners preparan todo para que el 30 de junio la pareja tenga una gran celebración.

Exactamente 15 días, eso es lo que falta para el casamiento del año. Los flamantes wedding planners, los rosarinos Lorena Farina y Adrián Pavía (reemplazaron a Bárbara Diez por pedido de Jorge Messi), trabajan a destajo para llegar a punto para el 30 de junio. Esta dupla es la misma que organizó en su momento la boda de Soledad Pastorutti y Jeremías, celebrada en Arequito en abril de 2007.

Los novios ya regresaron a Barcelona luego de sus merecidas vacaciones en Ibiza, y, en los próximos días, Lionel Messi firmará un nuevo contrato con el club catalán hasta 2020 por lo menos. Trascendió que la cifra acordada es de 30 millones de euros por año. Luego de esto, se subirá al avión junto a su mujer, Antonella Roccuzzo, y sus dos hijos con destino final Argentina.

El operativo de seguridad será clave. Además del mejor jugador del mundo, asistirán al casamiento otras grandes figuras del fútbol mundial como el brasileño Neymar, Gerard Piqué, el uruguayo Luis Suárez y Sergio Agüero, entre tantos otros. La gente de la organización tiene pensado designarle un custodio a cada uno para que se puedan mover tranquilos. Se supo, también, que los rosarinos no están muy contentos con la situación, ya que gran parte del personal policial estará abocado al evento.

No todos los invitados se quedarán a dormir en Rosario. El rumor más fuerte dice que Shakira, mujer de Piqué y quien estuvo en duda hasta último momento, llegará al lugar en helicóptero. Luego de disfrutar la fiesta, se volvería a subir al mismo medio de transporte para volver a Ezeiza y desde allí partir rumbo a su hogar.

Para la cobertura periodística, el padre de Messi contrató a una empresa española de nombre 6Pointer, especialista en el tema y que tiene como clientes a otras figuras del deporte mundial. Esta compañía ya avisó que habrá muy pocas acreditaciones, pese a los pedidos de varios medios nacionales y extranjeros para cubrir el evento. También advirtieron que los accesos a los sectores clave serán restringidos.

Hace pocos días contamos que el vestido de Antonella había arribado desde Barcelona custodiado por dos hombres. Es un modelo de la catalana Rosa Clará, a quien Roccuzzo admira mucho. La madre y la hermana de la novia, en cambio, eligieron a un diseñador local para que las vista: Claudio Cossano. Aún no trascendió quién vestirá a La Pulga, aunque se descarta que estará impecable para la declaración más importante de su vida: “Sí, quiero”.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios