Alexis Omar Aranda fue condenado ayer durante un juicio abreviado. Además, fue inhabilitado por diez años para ejercer cargos públicos y para portar armas. Se declaró culpable de darle muerte a un compañero por “jugar” con su pistola reglamentaria en un episodio ocurrido en diciembre del año pasado.


(Por Nilo Peretto) Ayer en la Sala Nº 1 de los Tribunales de Rafeala, se desarrolló un juicio abreviado que fue homologado por el juez de la Investigación Penal Preparatoria Dr. Alejandro Mognaschi, tras un acuerdo al que arribaron la fiscal Ángela Capitanio; el abogado defensor Carlos Farías Demaldé y el imputado Alexis Omar Aranda. Después de hacerle reconocer su firma en el acuerdo y luego de la respuesta afirmativa, el magistrado le explicó a Aranda los alcances del acuerdo suscripto y las consecuencias del mismo.
Aranda fue condenado a una pena de tres años y medio de prisión de cumplimiento efectivo, acusado de delito de Homicidio culposo. Si bien en un primer momento la representante del Ministerio Público de la Acusación había acusado a Aranda de Homicidio con dolo eventual, finalmente el juez Mognaschi entendió que el ahora condenado no había tenido intenciones de matar a su compañero, aunque sí actuó con impericia y negligencia al manipular de manera irresponsable su arma reglamentaria.

El hecho

El lunes 26 de diciembre de 2016 alrededor de las 14, murió un efectivo de la Policía Comunitaria tras recibir un disparo en la cabeza, hecho que se produjo de manera accidental. La víctima fue identificada como Jonatan Cabral, de 26 años y oriundo de Las Toscas. El hecho se produjo en la vivienda que habitaba junto a un grupo de compañeros, ubicada en calle Alvear al 1700 de nuestra ciudad. El disparo se produjo cuando un compañero suyo estaba manipulando un arma con negligencia e impericia. El homicida, de 29 años, fue identificado como Alexis Omar Aranda y quedó detenido por orden de la fiscal Ángela Capitanio, quien inicilamente había caratulado la causa como “Homicidio con dolo eventual”, secuestrándose el arma con la cual efectuó el disparo. Si bien Cabral recibió la asistencia del Servicio de Emergencias 107 y fue trasladado al hospital local, dada la gravedad de la lesión no pudo sobrevivir a pesar de los esfuerzos médicos. Tras la lectura de la sentencia el defensor de Aranda solicitó formalmente que el acusado cumpla la pena en la Alcaidía de Vera de donde es oriundo.

Abuso de arma

Más temprano, bajo la conducción de la Jueza Cristina Fortunato, se desarrolló otro procedimiento de juicio abreviado luego del acuerdo al que arribaran rápidamente el fiscal Carlos Vottero y los defensores Pablo Mosconi y Gabriel Clérici, que represntaron a Gabriel Andrés Rolón, un joven de 22 años acusado de abuso de arma, en un hecho ocurrido esta semana en el barrio Villa Podio de nuestra ciudad. Y a pesar que Rolón no contaba con antecedentes condenatorios, las partes acordaron una pena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo. Aquí también el acusado reconoció su firma en el acuerdo y tras ello, la magistrada le explicó los alcances del procedimiento escogido y sus consecuencias. La pena la cumplirá en la Alcaidía.

Comentarios