Numerosas rutas patagónicas están cortadas por la fuerte nevada que afectó en las últimas horas la región, mientras trabajan operarios de Vialidad para despejar los caminos, mientras las poblaciones son asistidas por el Ejército, bomberos y defensa Civil.

Numerosas rutas patagónicas están cortadas por la fuerte nevada que afectó en las últimas horas la región, mientras trabajan operarios de Vialidad para despejar los caminos, en tanto las poblaciones son asistidas por el Ejército, bomberos y defensa Civil.

La ciudad patagónica de Esquel amaneció este domingo tapada por la nieve, con entre 40 y 50 centímetros, mientras personal de Defensa Civil trabaja a destajo, junto al equipo del intendente Sergio Ongarato, para ayudar a los damnificados por la acumulación de nieve.

Interviene también el Ejército Argentino, Gendarmería y bomberos que, junto a Defensa Civil, liberan los caminos de difícil acceso, para que se llegue al auxilio de los que quedaron aislados, a los que se les repartieron  leña, agua y alimentos.

Las comunidades dependiente del municipio de Esquel, Nahuel Pan y Alto Río Percy, sufren un panorama muy similar al que atraviesa Esquel. Hay casos de pobladores aislados y esperan ayuda de Defensa Civil.

En las últimas horas se logró el restablecimiento de la luz, que se cortó porque la nieve acumulada en las líneas que abastecen de energía a Esquel y Trevelin había provocado el corte del suministro de energía eléctrica en ambas ciudades.

FuenteTélam
Compartir

Comentarios