En lo que va del año se invirtieron casi 50 millones de pesos para construir un pedraplén, un anillo de contención y repotenciar las bombas.

Todos los días reafirmamos el compromiso de trabajar para paliar la situación y defender a Melincué del avance de las aguas de la laguna”, reiteró el gobernador, Miguel Lifschitz, cuando con su equipo de trabajo repasó las tareas que su gestión realiza y proyecta para ejecutar en el poblado aquejado por la laguna homónima. A las acciones que todos los días realizan operarios provinciales, y personal contratado por el gobierno, desde hace días se suman tareas de mediano y largo plazo como un pedraplén, un nuevo anillo de contención, repotenciación de bombas y alteo de la ruta.

Unas de las áreas de constante asistencia es la Dirección Provincial de Vialidad, a cargo de Pablo Seghezzo, quien graficó que ya se llevan destinados 1,5 millones de pesos en la protección de la ruta 90, más 17,7 millones que costaron las 21 mil toneladas de piedra para defensa, otros 1,8 millones en el llenado de 4.500 bolsones para defensa, a los que se suman 500 mil pesos para la compra de bolsones y casi dos en trabajos de defensa y en el camino que lleva a la estación de bombeo.

“Hay una presencia muy fuerte y sólida de la provincia, estoy todas las semanas para analizar la situación que hoy está controlada. Estamos construyendo un pedraplén, que hace de rompeolas, e iniciamos un terraplén paralelo, que ocupa parte de la traza de la ruta 90, sobre la que se analiza hacer un alteo para elevar la ruta en un tramo de unos 7 kilómetros”, detalló Seghezzo.

Además, desde el Ministerio de Infraestructura y Transporte, su titular, José Garibay, confirmó que fueron invertidos 1,4 millones en alquileres de retroexcavadoras para movimiento de suelo y 2,8 en vigilancia y mantenimiento de las estaciones de bombeo.

Mediano y largo plazo

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos, su titular, Juan Carlos Bertoni, detalló que las tareas se dividen en tres etapas. La primera fue durante la emergencia, donde “se colocaron bolsones y protección de piedras de primera voladura en 6,5 kilómetros de la ruta 90, el refuerzo de las defensas del sector noroeste y norte, mediante bolsas de arena y acumulación de tierra con palas frontales; la activación de un conjunto de 12 bombas para extraer el agua desde el recinto urbano hacia la laguna de Melincué y hacia el canal aductor, y tareas de control, reparaciones y mantenimiento diario del sistema de bombeo”.

Una vez atendida la emergencia, llegaron las acciones de corto plazo, que se están encarando en tres frentes de trabajo: pedraplén de defensa y alteo de la ruta 90 en unos 7 kilómetros, con un presupuesto previsto de 25 millones de pesos.

También un terraplén de defensa en los sectores noroeste y norte, con una longitud prevista de 4.250 metros, y con un presupuesto estimado en 20 millones, a lo que se suma la readecuación de las estaciones de bombeo, que incluyen recambio de bombas y obras civiles para aumentar el caudal de 5 a 7 metros cúbicos por segundo. En este caso se esperan invertir 30 millones de pesos en los próximos meses.

Entre las planificaciones a mediano y largo plazo, se analizan diversas propuestas como el análisis de otras alternativas de drenaje (canales por gravedad), de reducción de los aportes hídricos a la laguna, y de un reservorio elevado para almacenamiento de los aportes rurales.

En este aspecto, Bertoni, analiza como la alternativa más viable, la posibilidad de realizar reservorios. “La solución sería evitar que el agua llegue a la laguna, porque luego es muy difícil sacarla. Con reservorios en tierras hoy anegadas, ayudaríamos a la evaporación del agua. En verano la acción del sol triplica el trabajo de las bombas”.

Protección

Desde la Secretaría de Protección Civil se destinaron 17.170.604 pesos, los cuales fueron necesarios para la adquisición de mallas metálicas para defensa, retroexcavadoras, alquileres de bombas, bolsas para defensa, traslados de soldados, alquiler de grupos electrógenos, piedras, tierra, trabajos sobre defensa, y otros materiales. “Hay una decisión política de estar presentes siempre en Melincué, acompañando a la población, que logró ponerse al frente de la situación, y mitigar una crisis importante”, garantizó Lifschitz, al tiempo que reafirmó el compromiso de “hacer las obras necesarias para evitar situaciones de riesgos para la localidad”.

En tanto, el ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez enumeró también las acciones ejecutadas desde el área a su cargo: “En Melincué, al igual que en las localidades donde hubo emergencias climáticas, se trabajó en forma coordinada con Protección Civil, y Salud, asistiendo y acompañando a las personas que fueron evacuadas o autoevacuadas, con elementos esenciales”.

“El 9 de mayo nos hicimos presente con el equipo de trabajo para organizar el comité de intervención para relevar necesidades y dialogar con los 54 grupos familiares autoevacuados. El trabajo consistió en dividir las tareas por cuadras dentro de la zona inundadas y asignar las tareas”, explicaron desde Desarrollo Social.

FuenteLa Capital
Compartir

Comentarios