Lo aseveró el ministro de Salud de Santa Fe, Miguel González. Es total la utilización de los servicios.

Miguel González (LT10)

Como suele ocurrir a esta altura del año, los estados gripales y los cuadros respiratorios proliferan en la población. Por esa razón, el ministro de Salud de Santa Fe se refirió esta mañana al trabajo en los efectos públicos. “Año a año, cuando llega la alta demanda respiratoria, la provincia refuerza sus servicios públicos, sobre todo lo que es la cama crítica y también los servicios de guardia”, aseveró Miguel González.

En ese orden, remarcó que “en esta etapa, la salud se ve muy demandada. La cantidad de camas que tenemos se juega casi al máximo, al límite. Por supuesto –agregó–, hacemos tareas de rediseño. Por ejemplo, las cirugías electivas pueden dejarse de lado y se atiende lo que es urgente y emergente”. Asimismo, el titular de la cartera sanitaria sostuvo que “estamos en una sobreutilización de los servicios. Son dos semanas en las que todos los años pasa lo mismo”.

No obstante, González aclaró que no se presenta “un colapso, sino una utilización plena de los servicios”.