El ataque comenzó en Ucrania. Las víctimas son multinacionales con efectos en el funcionamiento de bancos y aeropuertos.

Una gran ola de ataques cibernéticos se desató este martes en Ucrania y comenzó a expandirse por todo el mundo, afectando a grandes empresas, en un hackeo que el gobierno ucraniano ha calificado de “sin precedentes”. El fenómeno, según un especialista en seguridad informática citado por Télam, también llegó a Argentina. Pero no ofreció más detalles.

El ciberataque a multinacionales ha alterado el funcionamiento normal de bancos y aeropuertos. Comenzó en Ucrania, siguió en Rusia y luego se expandió por Europa.

En Rusia, fue atacado el gigante petrolero Rosneft, y está ya afectando a diversas empresas europeas.

Varias compañías han informado sobre un virus que responde a las mismas características del que sacudió a medio mundo en mayo, del tipo ransonware. En las pantallas de las computadoras aparece un mensaje en el que se exige un rescate de 300 dólares para liberar el equipo.

Debido a este ataque, los pasajeros del metro de Kiev no podían pagar con tarjeta de crédito, vallas publicitarias del aeropuerto de Kiev no funcionaban y los bancos de Ucrania han tenido que suspender momentáneamente algunos de los servicios ofrecidos a sus clientes.

Comentarios