Cecilia Velázquez se negó a retirarse de su oficina luego que los docentes decidieran ocupar el edificio como medida de protesta por los fuertes descuentos en su recibo de sueldo.

La presidenta del Consejo Provincial de Educación, Cecilia Velázquez, está atrincherada desde anoche en su oficina del ministerio y se negó a retirarse luego que los docentes decidieran ocupar el edificio como medida de protesta por los fuertes e indiscriminados descuentos sufridos en sus recibos de sueldo. “Yo me quedo aquí por decisión y responsabilidad”, afirmó la funcionaria vía telefónica en comunicación con una radio local.

“Yo estoy aquí porque este es el CPE y mi responsabilidad, hasta que alguien diga lo contrario es velar por la educación de la provincia y desde aquí, seguiré con todas las tareas. Nosotros no nos hemos podido mover”, afirmó Velázquez esta mañana a través de la radio FM Tiempo de Río Gallegos, tras pasar la noche junto al vicepresidente del CPE, Ismael Enrique y un equipo de su secretaría privada.

La presidenta del Consejo de Educación aseguró que una de las personas que estaba con ella se descompensó y debió retirarse, que se encuentra bien y trabajando con su equipo y advirtió que le cortaron la luz, aunque no pudo precisar si fue de modo intencional o no. “No se dialoga así. Bajo estas condiciones no se dialoga. Hicimos siete paritarias”, afirma Velázquez, quien aclaró que ahora su principal objetivo es garantizar la recuperación de los días de clases.

“Doce años junto a Alicia Kirchner estuve”, afirmó Velazquez quien fuera jefa de Gabinete de Asesores del ministerio de Desarrollo Social de la Nación entre 2003 y 2015. Sobre ella pesa una denuncia penal que la Oficina Anticorrupción presentó en su contra por constatar facturación apócrifa por $3.3 millones. En medio del conflicto docente, asumió en abril en la cartera educativa.

Técnicamente la denuncia por la que debe responder la actual responsable de la Educación de Santa Cruz la responsabiliza de defraudación contra la administración pública, por una cifra millonaria, detectada tras el análisis de los fondos rotatorios y las cajas chicas, en el período entre julio y diciembre de 2015.

En una asamblea realizada en el exterior del edificio, los docentes decidieron permanecer allí en el edificio hasta tanto se resuelva el conflicto y trasladar el acampe que mantenían en los jardines de la gobernación al edificio del Consejo de Educación ubicado sobre la calle Mariano Moreno.

Los docentes llevan más de tres meses de huelga en reclamo de aumento salarial, hoy cumplen 78 días de paro en las escuelas, medida que se fue profundizando cuando el gobierno de Alicia Kirchner empezó a pagar con atraso y en forma desdoblada. Tras el envío de fondos de Nación a la provincia, recién esta semana los docentes cobraron los sueldos y hoy el aguinaldo, sin embargo, los descuentos a destajo generados desde el gobierno, enrarecieron aún más el clima de protesta.

“Nos toca administrar 555 millones de pesos lo que implican mes a mes el sueldo de todos los docentes de Santa Cruz. Yo expliqué contra que pago yo el sueldo: con paro o sin paro, contra una planilla que fue a trabajar. Y esto es lo que tienen que presentar los directivos todos los meses del 1 a 10. Es obligación y parte de la tarea. Nosotros pedimos que la presentaron, como no presentaron las planillas nosotros generamos los descuentos, no ni tanto, ni lo que se esta planteando”, afirmó esta mañana a Velázquez, luego de trascender que hubo descuentos sobre personas de licencia médica.

Esta misma semana, a través de una nota, Velázquez habría advertido que los directivos que no informaran las inasistencias del personal, serían pasibles a la aplicación de las sanciones previstas en el código penal por falseamiento de documento público, con prisión de uno a seis años.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios