Fue rechazada la impugnación. La justicia federal de La Rioja lo habilitó para competir en las primarias.

La justicia federal de La Rioja rechazó por falta de legitimación activa la impugnación presentada por un ignoto ciudadano del partido de La Matanza contra el ex presidente Carlos Menem, quien de esta manera quedó oficialmente ratificado para competir en las primarias de agosto próximo como precandidato del PJ a retener la banca que ocupa en el Senado.

La medida fue confirmada por Gustavo Romero, apoderado del PJ riojano, y lleva la firma del juez federal con competencia electoral Daniel Herrera Piedrabuena.

En un escrito de 19 páginas, el magistrado determina, en resumen, que el impugnante “no reviste las condiciones exigidas por la ley para solicitar o impugnar a un candidato de éste distrito” debido a que “no es elector hábil” de la provincia y “no demuestra ser apoderado de alguna lista que compita” en el PJ riojano.

La candidatura de Menem fue impugnada por un habitante de La Matanza llamado Ramón César Hernández, casualmente un nombre casi idéntico al del famoso secretario privado del ex presidente.

Además de rechazar su presentación, el juez Herrera Piedrabuena también llama la atención a Hernández por los términos utilizados en su escrito de impugnación, en el que tilda de delincuente a Menem, denomina al Senado como un “aguantadero” y critica al Poder Judicial, entre otros términos inéditos para un rescrito judicial.

“Los términos utilizados por el denunciante no se corresponden con la actitud de un ciudadano demócrata que debe dirigirse con respeto no tan sólo a las autoridades judiciales, sino también a quien no perdió el estado de ex Primer Magistrado de la República Argentina”.

De esta manera, Menem quedó confirmado como primer precandidato a senador nacional por el PJ riojano para las primarias abiertas simultáneas y obligatorias del próximo 13 de agosto, categoría en la que competirá con el ministro de Defensa, el radical Julio Martínez, quien encabeza la nómina de Cambiemos.