Ocurrió en Cafferata al 600. Dos ancianos fueron hallados por sus hijos sin vida en la cama. Aseguran que el ambiente estaba “sofocante” y estaban encendidos dos aparatos para calefacción.

Este domingo se registraron dos nuevas muertes por inhalación de monóxido de carbono en Rosario. Al menos esa conclusión arrojaron las primeras pericias después de ser encontrados dos ancianos sin vida en una vivienda de Cafferata al 600, en la zona de la terminal de ómnibus de nuestra ciudad.

Según datos aportados por el Ministerio Público de la Acusación, este domingo los hijos de Martha Ofelia Mignini, de 76 años, y de Miguel Martinelli, de 82, se preocuparon porque no pudieron comunicarse con sus padres durante todo el día.

Ante esa situación, se dirigen al domicilio del matrimonio y los encuentran acostados en la cama sin vida. Detallaron a la policía que al momento de ingresar a la vivienda notaron que el ambiente estaba “sofocante” y que encontraron encendido el horno y un caloventor.

En la vivienda no había signos de robo ni violencia en puertas y ventanas.

Acudió al lugar un móvil del Sies, que constató el fallecimiento de estas dos personas mayores.

Intervienen el fiscal Dr. Walter Jurado, de la Unidad de Homicidios Culposos, personal de la comisaría 7ª y gabinete criminalístico de la PDI. Hay medidas en curso para esclarecer la mecánica del hecho.