El flamante servicio de movilidad con coches eléctricos y no contaminantes unirá la zona Sudoeste con el centro y la Ciudad Universitaria; fue presentado este jueves en el CMD Sudoeste. Con esto, el municipio profundiza compromiso con el transporte público y ecológico.

Después de 56 años, la ciudad de Rosario cuenta con un nuevo servicio de trolebuses: este jueves 13 de julio se llevó a cabo el acto oficial y el viaje inaugural de la Línea Q, que unirá la zona sudoeste con el centro y la Ciudad Universitaria con un sistema sustentable y amigable con el medio ambiente. Las unidades de la nueva línea comenzarán a recorrer la ciudad a partir del viernes 14. Al ser un transporte eléctrico, la Línea Q no emite gases contaminantes por lo que fortalece las distintas las políticas de sustentabilidad que viene desarrollando la Municipalidad de Rosario.

Del encuentro inaugural, que se realizó en el Centro Municipal de Distrito Sudoeste “Emilia Bertolé” (Av. Francia 4435), participaron la intendenta municipal Mónica Fein, el gobernador Miguel Lifschitz y la secretaria de Movilidad y Transporte, Mónica Alvarado, entre otras autoridades de la ciudad y la provincia.

Día histórico

La intendenta resaltó que “más allá de las dificultades que tiene, Rosario siempre está en movimiento hacia adelante, pensando a futuro. Y construye con sueños, que a veces tardan en concretarse, pero no baja los brazos”. En ese sentido, Fein adelantó que hay “planificadas dos líneas eléctricas más”. Por otro lado, subrayó que la flamante Línea Q tiene “unidades de primer nivel”, y añadió que “fueron pensadas para que el vecino que vive más lejos del centro tenga los mejores coches para trasladarse y moverse por la ciudad”.

A su turno, el gobernador elogió la creación de la Línea Q, y la calificó como “un proyecto innovador”. “Volvemos al transporte eléctrico porque es la tendencia hacia donde van los países desarrollados”, expresó y agregó que “Rosario siempre estuvo un paso adelante, fue la primera ciudad en tener tranvías, una de las primeras en tener servicio de trolley y una de las pocas que lo ha cuidado y preservado”.

En tanto, Alvarado remarcó que se trató de “un día histórico”. “Vinimos a ratificar el compromiso que tiene la ciudad por el transporte eléctrico, a recuperar ese patrimonio”. Al respecto, apuntó: “Vamos por un transporte masivo, de calidad, sustentable”. Por último, destacó que Rosario será “la primera ciudad en innovar” con el sistema de troles con autonomía para realizar parte del recorrido sin depender del tendido eléctrico.

Más barrios conectados

La flamante Línea Q conecta la zona Sudoeste con el área central llegando a la Ciudad Universitaria, y permitirá fortalecer el compromiso hacia políticas innovadoras y sustentables por parte de la Municipalidad de Rosario. El servicio utiliza el corredor de Av. Francia, tomando los pares San Juan-Mendoza y llegando a la Ciudad Universitaria, con una longitud total de recorrido de 25,6 kilómetros y con un trazado en común con la actual línea K de 11,4 km.

Un total de 14 barrios serán los beneficiados con la Línea Q, tales como barrio Plata, Santa Teresita, Acindar, Centro, Parque, República de la Sexta, Barrio Martin, Lourdes, Parque Casado, San Francisquito, Bella Vista, Alvear, Santa Teresita y Ex Fábrica Militar Domingo Matheu.

Vale señalar que a medida que avance las obras de remodelación integral de avenida Francia, el recorrido de la Línea Q será susceptible de desvíos temporarios, hasta tanto se completen los trabajos. En ese sentido, desde la Secretaría de Transporte y Movilidad se anunciarán oportunamente las modificaciones.

Unidades de vanguardia

Las nuevas unidades, llegadas desde Rusia, cuentan con piso bajo, rampas para personas con movilidad reducida y equipos de aire acondicionado frío-calor. La nueva empresa estatal Movi, que fusiona a Semtur y La Mixta, será la encargada del nuevo servicio y contará con 12 unidades que demandaron una inversión de más de 4 millones de dólares. Para la adquisición de los trolebuses, la Provincia aportó 30 millones de pesos.

Una de las novedades más importantes de este servicio es que los trolebuses están equipados con baterías que le dan una autonomía para operar largas distancias, alcanzando una independencia de hasta 20 kilómetros. Así, las unidades funcionarán sin catenarias hasta Av. Francia y Arijón. Otro de los beneficios con los que cuenta es su durabilidad, ya que supera la vida útil de los autobuses diésel.

Más trabajo

Además de ser sustentables y brindar un mejor servicio a la ciudad, la puesta en funcionamiento de la Línea Q generó nuevas fuentes de trabajo, con la conformación del staff de choferes que día a día trasladarán a los rosarinos a bordo de esta nueva línea de transporte urbano.

FuentePrensa MR
Compartir

Comentarios