La suba de los combustibles que rige de este mes ya se sentir en la vida diaria y presiona sobre algunos servicios públicos, además de amenazar con golpear fuerte en la inflación final de julio.

Por caso, el aumento de la nafta produjo un ajuste en el valor de las multas de tránsito en la ciudad e impactó en el costo “real” del boleto del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), pese a que por ahora no se trasladará a los usuarios.

Desde el 10 de julio comenzó a aplicarse un aumento de los combustibles de 7,2% para las naftas y 6% para el gasoil. Este incremento surge principalmente de la suba de la cotización de dólar en mayo y junio (es decir, sin tener en cuenta aún la suba de julio), pese a que el precio internacional del petróleo no ha tenido variaciones significativas.

El ajuste impacta, en forma directa, al llegar a la estación se servicio a cargar combustible. Pero también provocará un efecto cascada.

Por lo pronto, el incremento de la nafta súper de YPF (que en Rosario llegó a los 21,83 pesos) elevó las multas de tránsito en la ciudad. Desde el municipio recordaron que el traslado automático del porcentaje de esa suba al valor de las sanciones rige desde 2014.

Por entonces, tras la sanción de una ordenanza en el Concejo, se pasó de un monto mínimo y máximo estable a un sistema de unidades fijas que varía al ritmo del combustible.

La titular del Tribunal Municipal de Faltas, Stella Splendiani, detalló que las sanciones más graves (como correr una picada en la calle) llegaron a 10.915 pesos. Antes del aumento de la nafta el techo era de 10.195 pesos.

En tanto, el incremento del gasoil (pese a que está subsidiado) presiona sobre el costo del boleto del colectivo del transporte público. La tarifa está largamente desfasada y el municipio sostiene mes a mes el déficit del sistema con fondos propios.

La intendenta Mónica Fein descartó un incremento en el corto plazo. Pero habrá que ver qué sucede en el mediano. “El gasoil tiene fuerte incidencia en el costo del boleto y para que el sistema funcione se requiere estabilidad. La verdad es que esperamos que la inflación baje en el país”, señaló la mandataria en el transcurso de la semana.

Por su parte, el titular de la Asociación Empresaria local, Ricardo Diab, afirmó que el ajuste perjudica a los consumidores porque “algunos productos van a tener que aumentar más allá del gusto de los propios comerciantes”.

“Muchos negocios no tienen margen para grandes aumentos dada la baja demanda. Pero tampoco pueden absorber la suba que van a tener los fletes en determinados productos, y eso incluye a los alimentos. La logística tiene un peso importante en la cadena del comercio”, explicó.

Para Juan Marcos Aviano, del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria, la presión sobre los precios no sólo se sentirá el corto plazo.

El gobierno nacional revisa cada tres meses el costo de los combustibles. Y con la suba del dólar de principios de julio (si eso se sostiene) en octubre habrá un nuevo ajuste en las naftas.

“Esto lo que hace es seguir generando expectativas negativas e ingresar así en una encrucijada difícil de salir, que suele traer un efecto multiplicador. Hay productos que ya fueron fabricados, transportados y están en góndola. Y sin embargo, por las expectativas negativas, los comerciantes remarcan igual”, señaló.

Tras eso, el dirigente explicó que, al impactar en el sector logístico, la suba de los combustibles derrama a toda la cadena de comercialización. “Cuando la energía, el gas o la nafta aumenta eso irremediablemente termina llegando a la góndola del supermercado o el servicio que se adquiere”, dijo Aviano.

Los aumentos que ya se sienten en julio

Julio llegó con aumentos en múltiples rubros que afectarán al bolsillo. En este contexto, al que se suma la temporada alta de vacaciones de invierno, los analistas económicos ya advierten sobre un posible incremento en la inflación del mes, que puede rondar el 2%. Los incrementos (además de los combustibles) más importantes son:

Prepagas

El aumento había sido autorizado en mayo. Según la resolución 613-E del Ministerio de Salud, se habilitó a las empresas de medicina prepaga a incrementar sus tarifas en un 11%. No obstante, se decidió desdoblar la suba en dos tramos. Este mes, los valores subirán un 6% y se aplicará otro ajuste del 5% en agosto. En 2016, el incremento acumulado fue del 43,5%.

Personal doméstico

El incremento salarial para el personal doméstico se cerró en un 24% para 2017 y se aplicará en dos tramos. Un primer ajuste será del 12% retroactivo a junio (incluye el aguinaldo), y se complementará con otro 12% a partir del 1° de diciembre.

Cigarrillos

La empresa Massalin Particulares oficializó un incremento promedio del 4% en sus listas de precios a nivel nacional. De esta manera, una presentación box de 20 cigarrillos Marlboro subió a $ 54, mientras que los Philip Morris quedaron en $ 51. El incremento es el tercero de 2016. Antes se habían aplicado ajustes del 7% en febrero y del 4,5% en abril.

Expensas

El incremento salarial para los encargados de edificios provoca un nuevo impacto en las expensas. En junio se decidió una suba del 21% en dos tramos. Ya se aplicó un 10%, retroactivo a mayo, mientras que queda pendiente un 11% restante para los salarios a partir del mes de julio, a pagar en agosto.

Más quejas

Desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadedac) habían cuestionado con dureza al gobierno nacional. “El impacto en los costos resulta preocupante”, señaló la entidad patronal a través de un comunicado, en el que detallaron que la suba de 7,2% en las naftas y de 6% en el gasoil se traducirá en un impacto promedio de 1,8% en el costo de los fletes, dado que el combustible es uno de los suministros centrales de la actividad. “El alza en los combustibles, insumo que representa el 40,6% de los costos de infraestructura y pago de salarios, se suma al peso de las cargas impositivas, fenómeno que podrá afectar en el proceso de conformación de precios de los productos” agregó el escrito. Por su parte, el presidente de Fadeeac, Daniel Indart, advirtió que en los últimos meses “también aumentaron de manera desmedida los peajes”.

FuenteEl Ciudadano
Compartir

Comentarios