La actriz contó en el programa de la Chiqui de qué modo asiste desde Buenos Aires a su mamá y sus hermanas que viven en Venezuela.

Este sábado, Catherine Fulop (52) volvió a sentarse en la mesa de Mirtha Legrand (90) para hablar de su carrera, su familia y sobre todo de la difícil situación que se vive en su país, Venezuela.

Al respecto, la reconocida actriz y conductora, radicada en Argentina desde hace más de 20 años, contó que vive con profundo dolor la realidad sociopolítica de su tierra natal. Además, reconoció que le da miedo regresar porque como venezolana “no tiene garantías”. En tanto, destacó que ayuda a su familia desde “el exilio”.

“Hace cuatro años que no voy a mi casa. Tengo miedo de ir porque no tengo garantías. Si tuviera el pasaporte argentino podría viajar porque tendría mi embajada argentina para ir pero no lo hice para no traicionar a mi país y ahora tengo miedo de ir y de que me quiten el pasaporte”, explicó la famosa, quien también aseguró que en Venezuela “se está viviendo una dictadura” y todos los que sean demócratas “son contrarios a ellos”, en referencia al poder que ejerce el presidente Nicolás Maduro.

Si bien esta no es la primera vez que la actriz cuenta los motivos por los que no regresa a visitar a los suyos, este sábado en lo de la Chiqui ella también confesó los problemas de salud que atraviesan su mamá, de 80 años, y sus hermanas y qué es lo que ella hace desde acá para ayudarlas.

En detalle, Cathy reveló que las mujeres de su familia venezolana padecen hipertensión y cómo allá no se consiguen los medicamentos en cuestión, ella se los envía desde acá. “Yo mando remedios a escondidas para mi familia, medicamentos que allá no hay y mi madre y mis hermanas necesitan”, reconoció la también mamá de Oriana y Tiziana Sabatini.

Cabe destacar que si bien Cathy dejó su tierra por “motu propio” hoy por hoy ella se sienta una desplazada del gobierno de Maduro. “Hace cuatro años que no voy a mi país. Yo sin ser una exiliada me fui de allá porque tenía trabajo e hice una familia aquí y soy muy feliz; pero me siento una exiliada porque a mí este Gobierno me robó mi navidades, mi mamá está enferma, tiene 80 años…”, reconoció Fulop en otra entrevista con Mirtha de abril último.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios