Durante el fin de semana se viralizaron una serie de imágenes que daban cuenta “en detalle” de los procedimientos que llevan adelante el equipo forense de la Cruz Roja en el lugar. Desde el Centro de Ex Combatientes de Santa Fe manifestaron un fuerte repudio por lo sucedido y aseguran que falló la seguridad del operativo.

Adolfo Schweighofer – LT10

En la tarde del pasado domingo, la aparición en varias redes sociales de fotos de las tareas que se están realizando en Darwin encendió alarmas no solo en el gobierno nacional sino en diversas entidades relacionadas con los veteranos de guerra y en especial, entre los familiares de los caídos en combate.

En un comunicado, la Secretaría de Derechos Humanos, que encabeza Claudio Avruj, manifestó su “máxima preocupación y más enérgico repudio” a la difusión de las fotos, que muestran detalles del proceso. Desde el Centro de Ex Combatientes de Santa Fe afirmaron  que esto generó extremo malestar en los compañeros.

“Todo el mundo se saca la responsabilidad de encima y hay una persona de Concordia que tenemos información se adjudicó el hecho”, afirmó Adolfo Schweighofer. “Esta historia fue muy controvertida, hubo muchas familias que no estaban de acuerdo con procedimiento, costó mucho lograr el consentimiento y esto lastima mucho”.

A pesar del dolor y  y con una gran muestra de patriotismo “ningún familiar exigió que los cuerpos vuelvan al país”. “Es probable que las fotos hayan tenido un entretelón por todo el contexto político”.

La secretaría se puso en contacto con el reducido equipo de la Cruz Roja que trabaja en el cementerio de Darwin, instó al organismo a que encuentre a los responsables de lo ocurrido y exigió que se extreme la seguridad.