Un atentado suicida talibán ejecutado este lunes por talibanes con un vehículo cargado de explosivos sacudió la capital de Afganistán. El mismo ocurrió cerca de la vivienda del vice primer ministro de dicha ciudad, Mohamad Mohaqiq.

Los talibanes reivindicaron el atentado que dejó al menos 24 muertos y que, según los insurgentes, estuvo dirigido contra miembros de los servicios de inteligencia.

Zabihullah Mujahid, portavoz de los insurgentes dijo en un comunicado que el objetivo eran dos microbuses con “interrogadores” de los servicios de inteligencia afganos, y en el texto aclaró que en el ataque “con un coche repleto de potentes explosivos” murieron 37 de ellos.

La explosión, que sacudió en la mañana a la capital afgana, ocurrió en una calle próxima a un área residencial donde viven funcionarios, poco antes de las 07:00, (23:30, hora en Argentina), en una calle en el Distrito Policial 3 en el oeste de Kabul, afirmó el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, citado por Tolo News y EFE.