Esta mañana, Nancy Scarfone mantuvo un encuentro con el ministro de Gobierno y Reforma del Estado. “En una semana voy a tener respuestas”, aseveró la mujer.

Nancy Scarfone, esposa del agente asesinado la semana pasada, mantuvo esta mañana un encuentro con el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías. La reunión se desarrolló en el despacho del propio funcionario.

La mujer llegó al lugar junto a dos efectivos de la Unidad de Protección de Testigos de la Policía de la provincia de Santa Fe. A la salida de la Casa Gris, expresó que “hay muchos puntos que no están correctamente. Lo dejo todo en manos de la investigación. Voy a confiar que me van a ayudar, en una semana voy a tener respuestas”.

Nancy Scarfone (LT10)

En contacto con la prensa local, Scarfone sostuvo que “esta gente tenía que escucharlo a Pablo y no me lo escucharon”. Y consignó: “No quiero que nada se desvíe como se está desviando. Nadie me informa nada”.

Foto: El Litoral

A su turno, Farías aseguró que los datos brindados por la mujer serán llevados al fiscal. “Quedé que después de recorrer las cuestiones que ella solicitó y hacer lo que nos comprometimos, volver a juntarnos para repasar los hechos”, indicó también en rueda de prensa. También consideró que la viuda del agente que había denunciado a redes del narcotráfico “se fue conforme”. “Creo que lo que necesitaba era ser escuchada por el gobierno”, definió.

Pablo Farías (LT10)

“Me planteó dudas acerca de cómo se dieron las circunstancias del hecho y, por supuesto, quiere que el fiscal las investigue particularmente”, precisó el ministro y aclaró que las detenciones cometidas durante el fin de semana “tuvieron que ver con otros hechos”. Asimismo, aseveró que “cuando hay una causa de este tipo y es un oficial de policía la víctima no hay que descartar ninguna hipótesis. Ella (Scarfone) manifiesta no confiar en una parte de la policía, que no toda la policía es igual”.

Comentarios