Este sábado culminó la fiesta de los títeres en el Centro Cultural Provincial de Santa Fe. Cientos de familias se acercaron a disfrutar de las puestas que llegaron desde distintos puntos del país.

Con la idea de ofrecer propuestas teatrales de calidad en vacaciones de invierno, el Centro Cultural Provincial, dependiente del ministerio de Innovación y Cultura, organizó por primera vez el festival “Muñecos en Vacaciones”. Planteado como una reunión de obras, talleres y homenajes, el encuentro convocó a más de mil chicos y grandes que desfilaron por las distintas salas del espacio santafesino, entre el miércoles y el sábado pasados.

“La idea fue que hubiera una oferta diversa para los chicos. Elegimos grupos por la calidad y por la variedad que proponen. Por aquí pasaron todos los formatos y tipos de muñecos: vinieron artistas del Norte de la provincia, del Norte del país; hubo muñecos grandes con el grupo La Faranda, títeres de guante; teatro y títeres con Los Hijos de la Pavota, teatro sin texto… pasó de todo”, contó Gladis Contreras, directora del organismo.

“Pensamos en hacerlo los últimos días de las vacaciones, porque siempre en la primera semana la oferta es más amplia”, sostuvo. Con funciones de entrada gratuita o precios accesibles, la respuesta del público sobrepasó las expectativas.

COMO UNA MARIONETA

El recuerdo de Jorge Delconte, el gran titiritero santafesino que desde algún lugar manejaba los resortes de las emociones, fue uno de los momentos más destacados del encuentro. Sucedió en la jornada inaugural, donde se presentó el grupo Umami, de títeres diminutos (Buenos Aires), y el Elenco Municipal de Títeres de Santa Fe, y luego se realizó un sentido homenaje al artista fallecido el año pasado, con la presencia de familiares y compañeros del Elenco.

“Para nosotros era importante que no pasara desapercibido que el Elenco Municipal de Títeres perdió el año pasado a uno de sus fundadores. Por eso los invitamos en la jornada inaugural: fueron el único elenco oficial que participó del festival. La figura de Delconte es muy fuerte; el año pasado se fue de gira, y seguramente andará manejando marionetas por allí”, expresó la directora.

Otro de los espacios destacados fue el que ocupó el grupo La Faranda, de Salta, que no sólo dio funciones con sus muñecos gigantes sino que además brindó un curso de capacitación sobre títeres mecánicos. En este sentido, vale destacar que los cupos se agotaron y que los docentes subrayaron el nivel de formación de los asistentes.

El público sumó integrantes del programa Periplo Colectivo del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia; además llegaron espectadores de barrios como Villa Hipódromo y Santo Domingo, más algunos de Cilsa y otros invitados especiales.

Comentarios