Alejo Ferrero es oriundo de Puerto General San Martín y tras diagnosticarle a su padre, Leucemia decidió someterse a la intervención. Ambos se recuperan de la cirugía y anhelan reencontrarse. “Estoy orgullosa y feliz de mi hijo” aseguró su mamá, Silvana. 

Rodolfo Ferrero tiene 27 años, es de Puerto General San Martín y sufre leucemia, una enfermedad que lo puso contra las cuerdas pero también lo ayudó a descubrir la grandeza de su pequeño hijo. Alejo tiene sólo ocho años y no dudó en donar médula ósea para salvar la vida de su padre.

Contra la voluntad de su papá, ya que Alejo debía someterse a varias intervenciones pre quirúrgicas para poder llevar adelante el procedimiento, Alejo insistió en donar su médula para que Rodolfo pudiera salvarse.

Tras el enorme gesto de amor y solidaridad su mamá, Silvana afirmó por LT10 estar “orgullosa de su hijo”. “Sus amigos le dicen millonario porque dicen que ahora es famoso pero el solo quiere que su papá se recupere”, aseguró.

Tanto Alejo como su papá se recuperan de la intervención pero Rodolfo lo hace de manera aislada por la escasez de defensas que posee su organismo. “En unos días comenzará a actuar la médula donada, informó Silvana”.