Se trata de una obra hídrica estratégica para la zona norte de la Ciudad que beneficiará a más de 70 mil vecinos. Demanda una inversión de $ 200 millones que se financia con fondos nacionales. Una vez concluido, el proyecto podrá transportar más de 82 millones de litros de agua de lluvia por hora y permitirá evacuar los excedentes pluviales de diferentes barrios.

En el marco de las acciones previstas en el Plan Norte, el Municipio continúa avanzando en la obra del desagüe Espora. Se trata de un proyecto estratégico que beneficiará en forma directa a 70 mil vecinos que viven en barrios de la Cuenca Flores. Inscripto en el Plan Director de Desagües Pluviales desarrollado por el Instituto Nacional del Agua (INA), el emblemático proyecto de ingeniería hidráulica demanda una inversión de $ 200 millones que se financian con fondos del Gobierno Nacional. 


Con el objetivo de supervisar el avance de los trabajos, el intendente José Corral recorrerá este martes, a las 10, el nuevo frente de obra que se desarrolla en la intersección de Avenida Facundo Zuviría y Risso. 

En síntesis, esta obra hídrica será capaz de transportar más de 82 millones de litros de agua de lluvia por hora conduciendo los excedentes pluviales desde la zona de Facundo Zuviría y Risso, hacia el Oeste y hasta el Reservorio Hipódromo, desde donde el agua sale al río Salado a través de la Estación de Bombeo Nº 5. A lo largo de unos 4 kilómetros, este “arroyo subterráneo” colectará el agua de lluvia de barrios Sarmiento, San Martín, San José, Belgrano, Facundo Quiroga, Las Flores, Scarafia, Los Ángeles y el Tránsito, de manera directa. El proyecto incluye obras complementarias como bocas de tormenta y registro, cámaras de captación, entre otras.