El informe pericial es realizado por especialistas de Córdoba. “Espero que el juicio oral arranque lo antes posible”, dijo la fiscal Argüelles.

La fiscal Graciela Argüelles admitió que la investigación de la causa por la explosión en Salta 2141, que se cobró la vida de 22 personas, se atrasó por falta de peritos en la ciudad. Son especialistas de Córdoba los que tienen a cargo las pericias. Ayer se cumplieron cuatro años de la tragedia.

En agosto de 2015, la jueza de instrucción Irma Patricia Bilotta remitió las actuaciones que están compuestas por unas 6.000 fojas al juzgado encargado de dictar sentencia. Recién en febrero pasado, la cámara entendió que el proceso judicial debía resolverse en un juicio oral y público.

Sin embargo, el juicio podría arrancar recién el año próximo ya que aún falta resolver una pericia clave sobre las instalaciones del edificio solicitada hace un año por la fiscalía.

La fiscal Graciela Argüelles en la edición del sábado de La Capital, las pericias se atrasaron “porque no se encontraron especialistas en Rosario y hubo que convocar a expertos de Córdoba que ya han venido a la ciudad y el jueves próximo nos reuniremos para definir los tiempos y modalidades”.

“Todo depende de cuánto demore el informe pericial donde confluyen todas las pruebas que hemos ofrecido las querellas y las defensas, entonces el juez Manfrín estaría en condiciones del sorteo del Tribunal que tendrá a cargo el juicio y se dispondrá la fecha”, enumeró hoy en “Zysman 830” de La Ocho.

“El jueves hay una convocatoria del juez a la que asistirá el perito principal, con el equipo de expertos y ahí esperamos que nos digan el tiempo que llevará el informe, de todos modos ya están trabajando desde marzo”, agregó.

En la causa se encuentran procesados el gasista Carlos García y su ayudante Pablo Miño; el gasista que trabajó doce días antes de la tragedia José Allala; y los tres integrantes de la administración del edificio siniestrado, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli.

Los otros procesados por el delito de estrago culposo agravado son los inspectores de la empresa Litoral Gas Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe de esa sección, Claudio Tonucci, y la gerenta técnica Viviana Leegstra.