Los dos hombres están acusados de poner en riesgo la salud pública y de posesión de sustancias prohibidas. Ambos son directivos de la compañía ChickFriend.

Dos hombres fueron arrestados este jueves (10.08.2017) en Holanda, en el marco de la investigación del caso de huevos contaminados con el insecticida fipronil en varios países europeos. Los hombres, detenidos en un operativo en el que fueron registradas varias casas y oficinas en Holanda y Bélgica, son directivos de la compañía ChickFriend. La empresa está bajo sospecha de haber tratado a aves de corral con un producto que contenía fipronil, cuyo uso en animales destinados al consumo humano está prohibido por la legislación de la Unión Europea.
Los dos hombres son acusados de poner en riesgo la salud pública y de posesión de sustancias prohibidas. Cerca de 180 productores de huevos son clientes de ChickFriend. La fiscalía está trabajando junto con la autoridad que controla la seguridad alimentaria en Holanda, la NVWA.

Retiro masivo de huevos
El fipronil es una sustancia tóxica que se usa para combatir piojos, ácaros y garrapatas, entre otros parásitos, en perros y otros animales. El consumo excesivo del insecticida puede causar daños en el hígado, las glándulas tiroides y los riñones. Se sospecha que el producto con fipronil utilizado por la compañía fue fabricado por una empresa belga y también fue vendido en Bélgica y Alemania. Asimismo, Reino Unido informó que se importaron 700.000 huevos contaminados, es decir, 33 veces más de lo que se creía hasta ahora.
En una primera estimación, las autoridades de la Agencia de Normas Alimentarias (Food Standards Agency, FSA) habían calculado que los huevos contaminados eran 21.000. Pese a ello, la FSA subrayó que considera “muy improbables” los riesgos para la salud, en vista de que el 85 por ciento de los huevos consumidos en Reino Unido son de producción nacional. Además de Alemania, Holanda, Bélgica y Reino Unido, los huevos contaminados fueron distribuidos en Suiza, Suecia y Francia. Desde comienzos del mes de agosto de 2017, se ha producido un retiro masivo de ese producto avícola, ante el temor de contaminación con fipronil.

Comentarios