Desarrolladores inmobiliarios, empresarios, representantes de la Unión Industrial de la zona norte, representantes de prestigiosos estudios de abogados y contables recibieron días atrás una invitación para un cóctel organizado por 1País, la fuerza que lidera el local Sergio Massa.

La cita a Nuevo Delta, municipio de Tigre, llevaba los nombres “Massa-Zamora”. Pero no era el ex intendente quien invitaba sino su sucesor, Julio Zamora, anfitrión de la primera candidata a concejal en esa localidad, su mujer Gisela Zamora. Algunos asistentes al evento que tuvo lugar el martes en Riviera Park se confesaron sorprendidos por el discurso sobre seguridad, obras y otras problemáticas que dio quien es la primera dama de Tigre. A diferencia de su antecesora, Malena Galmarini, Gisela se presenta en la promoción electoral con su apellido de casada aunque muchos la conocen más como directora ejecutiva del Instituto Municipal de Alimentación Saludable y Nutrición, organismo que cuenta con el asesoramiento del Dr. Alberto Cormillot (sí, el mismo doctor que dejó un cargo similar en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación). Después de los discursos y brindis, los Zamora se mezclaron entre la concurrencia. Entre saludo y saludo al intendente, a pesar de mostrarse distendido, se le escaparon críticas a Florencio Randazzo quien antes había señalado la falta de agua y cloacas en la zona. “La falta de agua y cloacas es causa de la desidia del gobierno que usted integró hasta el último día”, le retrucó en público Zamora.

FuenteInfobae
Compartir

Comentarios