Desde temprano, el Banco Central volvió a intervenir y ya habría vendido US$ 50 millones. La divisa sube levemente en el mercado mayorista.

El efecto de la venta récord por US$ 584 millones que realizó ayer el Banco Central para contener al dólar duró apenas unas horas. La divisa arrancó el día otra vez en alza. Y subía tres centavos, a $ 17,73 en el mercado mayorista, que es justamente en el que interviene la entidad monetaria. Pasado el mediodía, en las mesas de dinero de los bancos estimaban que el Banco Central ya había vendido no menos de US$ 50 millones para atender la demanda que, por ahora, no cesa.

A nivel minorista, en los principales bancos cotizaba con una amplia brecha en la cotización, desde $ 17,85 a picos de $ 18,10. Ayer, la divisa cerró en un promedio de $ 18,05 (ocho centavos más que el martes). Hoy, según el promedio que hace el Banco Central con la cotización de los principales bancos, el dólar bajó a $ 17,98, siete centavos menos que ayer.

Sin embargo, al mirar el listado de entidades que envía el Central, la brecha entre unos bancos y otros ascendía hasta los 25 centavos, siempre en el valor del dólar vendedor.

De un lado están los bancos oficiales: en el Nación, el billete cotizaba a $ 17,87; y en el Ciudad, a $ 17,95. Lo llamativo era que el Banco Macro (privado), tenía los valores más bajos que las entidades oficiales: $ 17,85.

En la otra punta, los bancos más caros eran el ICBC ($ 18,10); el Galicia ($ 18,05); el Francés y Supervielle ($ 18,02); el Santander, Itaú y el Patagonia ($ 18); y el HSBC ($ 17,95).

Desde el viernes pasado, la autoridad monetaria vendió US$ 1.248 millones de sus reservas para intentar contener la presión cambiaria que se generó por el nerviosismo preelectoral de inversores y pequeños ahorristas.

“La política lamentablemente se metió a conducir la estrategia cambiaria. La instrucción que la Casa Rosada le dieron al BCRA es ponerle un techo de $ 18 a la divisa y esto es un error, sólo genera mayor incertidumbre sobre qué ocurrirá después de las PASO”, dijo Clarín Martín Redrado, titular de la Fundación Capital y ex presidente del BCRA. “Deberían haber intervenido antes, no dejar que el tipo de cambio tuviera el ritmo que tuvo en los últimos 60 días. Cuando el BCRA interviene fuerte en el mercado debe hacer bajar sustancialmente al tipo de cambio, no mantener el precio. Están desperdiciando reservas para sólo mantener un tipo de cambio fijo”, agrega Redrado.

El volumen total operado en el mercado ayer se duplicó. Se negociaron en total US$ 977 millones, monto récord en el año. En el mercado mayorista, el dólar tocó un máximo de $ 17,82 y sólo gracias a las agresivas ventas del BCRA la cotización cerró en el mismo nivel que el lunes pasado, a $ 17,70. La autoridad monetaria intervino desde temprano y hacia la mitad de la rueda ya había liquidado más de US$ 400 millones. “El mercado y los agentes económicos parecen estar testeando el nivel de respuesta oficial ante un cambio de expectativas que alienta el traspaso de carteras de inversión hacia un activo seguro como es el dólar”, sostiene Gustavo Quintana, titular de PR Corredores de Cambios.

“Es necesario tener una política anticíclica. El 24 de julio le compraron US$ 1.000 millones al Tesoro y eso después se vendió en el mercado. Debería haber vendido el Tesoro directamente esos dólares en el mercado, esto demuestra que no intervienen por convicción sino por instrucción de la Casa Rosada”, dijo el economista.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios