Se trata de Alejandro Garnero, de 35 años, que está preso por el crimen de su madre, la arquitecta Gloria Brero, ocurrido a principios de este año.

La Justicia de Santa Fe declaró inimputable a un hombre de 36 años que en enero pasado asesinó a golpes a su madre en la vivienda que compartían en la ciudad de El Trébol. El fallo del juez santafesino Jorge Patrizi se basó en un informe de la junta especial de aalud mental que, entre otros conceptos, indicó que el acusado, Alejandro Garnero, “presenta una enfermedad de tipo psicótico, probablemente esquizofrénico”, a la vez que tenía antecedentes de haber escapado de una clínica psiquiátrica tras una semana de internación.

Según fuentes judiciales, Garnero continuará detenido hasta tanto el juez ordene su libertad. En ese caso, la querella solicitará que el acusado sea internado en un establecimiento psiquiátrico.

A golpes

La arquitecta Gloria Brero de Garnero, de 65 años, fue hallada a las 18 del pasado martes 3 de enero muy golpeada en su vivienda de El Trébol. Presentaba heridas en la cabeza, hombros y escoriaciones en otras partes del cuerpo. Inmediatamente fue llevada al hospital local y, a raíz de la gravedad de su estado, derivada al Sanatorio Británico de Rosario donde falleció al día siguiente.

Desde un principio la investigación apuntó contra su hijo Alejandro, que fue hallado por personal de emergencias que llegó a la vivienda mientras él intentaba lavar a su madre, sentada sobre el inodoro. Luego de avisarle a su padre que su madre se había descompensado luego de caerse en el patio de su casa, desapareció mientras trasladaban a la víctima al hospital.

Garnero fue hallado seis días después en un campo de la familia donde había logrado esconderse de una intensa búsqueda policial. Para entonces se había establecido que los golpes que habían matado a su madre no eran compatibles con un accidente y él estaba en el centro de las sospechas.

Luego de ser detenido e imputado, Garnero fue sometido a pericias psicológicas y psiquiátricas dado lo inverosímil de su relato ante los investigadores.

Ayer se conoció el informe de la junta de salud mental que lo evaluó y el juez Patrizi lo declaró inimputable del delito que se le atribuyó: homicidio agravado por el vínculo. En ese marco, el abogado que representa a la familia como querellante, Martín Durando, pidió que se cotejen los resultados de la junta de salud mental con los de un psiquiatra que actuó como delegado técnico de la parte querellante.

El abogado pidió que se tomen medidas de seguridad para el padre y los hermanos de Garnero, quien de todas formas continuará detenido hasta tanto el juez ordene su libertad. Durando añadió que en caso de ser liberado, la querella pedirá que Garnero sea internado en un establecimiento psiquiátrico.

FuenteLa Capital
Compartir

Comentarios