La Comisión Europea anunció que reunirá a los países afectados a finales de septiembre para tratar el asunto. Dos personas han sido detenidas en el marco de la investigación del caso.

La Comisión Europea (CE) confirmó este viernes (11.08.2017) que hay un total de 17 países afectados por los huevos contaminados con el insecticida fipronil. El organismo anunció también que convocará a una reunión en Bruselas para abordar el caso.
El pasado 2 de agosto Holanda lanzó una alerta en Europa al descubrir partidas de huevos contaminados con el insecticida fipronil, prohibido en la cadena alimentaria. Las autoridades holandesas señalaron como exportador del producto a Bélgica como exportador del producto, donde también se hallaron huevos afectados.
Los huevos contaminados han sido distribuidos en Alemania, Suecia, Francia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca. Además, llegaron a dos países no miembros de la UE: Suiza y Hong Kong.
La reunión de la CE sobre el tema fue pautada para el 26 de Septiembre y se espera la asistencia de los ministros de los países miembros afectados de la Unión Europea (UE) y también de sus agencias de seguridad alimentaria.
El ministro alemán de Alimentación, Christian Schmidt, pidió este viernes que la prevista reunión de la CE se celebre a principios de septiembre. “La contaminación con fipronil tiene una dimensión europea y debe ser solucionada a nivel europeo”, declaró el político. “En este sentido aplaudo la propuesta del comisario de Salud de la Unión Europea, (Vytenis) Andriukaitis”, agregó.

Las autoridades arrestan a dos sospechosos
El pasado jueves dos directivos de la compañía ChickFriend fueron arrestados en Holanda en el marco de la investigación del caso, parte de un operativo en el que fueron registradas varias casas y oficinas en Holanda y Bélgica.
ChickFriend está bajo sospecha de haber tratado a aves de corral con un producto que contenía fipronil. Cerca de 180 productores de huevos son clientes de ChickFriend.
Los dos individuos son acusados de poner en riesgo la salud pública y de posesión de sustancias prohibidas. La Policía registró los domicilios de ambos cerca de la ciudad de Utrecht y las oficinas de otras dos empresas presuntamente involucradas. Se incautaron registros bancarios y computadoras.

La contaminación
El fipronil es una sustancia tóxica que se usa para combatir piojos, ácaros y garrapatas, entre otros parásitos, en perros y otros animales. El consumo excesivo del insecticida puede causar daños en el hígado, la glándula tiroides y los riñones.
Actualmente se teoriza que fue un fabricante belga el que añadió fipronil a un producto de limpieza común y más tarde lo vendió a empresas holandesas y alemanas. De ahí la sustancia habría llegado a los huevos.
Los expertos y las autoridades sanitarias han asegurado que los niveles de toxicidad encontrados en algunas partidas de huevos superan el límite permitido en la cadena alimentaria. No obstante, esas tasas no suponen un peligro para la salud humana.

Comentarios