El Presidente votó en una escuela del barrio de Palermo.

La Escuela Nº 16 Wenceslao Posse volvió a recibir a Mauricio Macri en una elección: el jefe de Estado llegó con algo de demora (se lo esperaba a las 11 y lo hizo casi media horas después) al colegio ubicado en el barrio de Palermo; como de costumbre, les llevó facturas a los responsables de la mesa 6584 en la que le tocó sufragar.

En un breve diálogo con la prensa, el jefe de Estado admitió que está “ansioso” y expresó un deseo para el final del día: “Espero que en todos lados nos expresemos a favor de este cambio”.

El Presidente confirmó que almorzará con Elisa Carrió y que esperará los resultados con tranquilidad junto a su familia y amigos.

Al ser consultado sobre por qué Cristina Kirchner no iba a votar, Macri eludió la polémica: “Pregúntenle a ella”. Instantes después, desestimó las denuncias de Randazzo y de Unidad Ciudadana sobre un supuesto faltante de boletas, Macri respondió: “No estoy al tanto, no tuve información oficial de que hay algún problema”.

Comentarios