La organización humanitaria Médicos sin Fronteras suspendió “temporalmente” sus actividades de rescate de migrantes en el mar Mediterráneo por las amenazas de la Guardia Costera libia hacia las embarcaciones que operen frente a las costas del país africano.

“Médicos sin Fronteras suspende temporalmente sus actividades frente a Libia con su nave Prudence”, sentenció citado por Ansa el presidente de la ONG Loris De FIlipi, que de todas formas anunció que continuarán “apoyando las actividades de rescate a bordo de la nave Acquaris, de Sos Méditerranée, que al momento se encuentra en aguas internacionales”.

Luego del anuncio libio de establecer un “zona de búsqueda y rescate” con acceso limitado a las naves humanitarias, incluso en aguas internacionales frente a sus costas, el Centro de Coordinación del Rescate Marítimo de Roma alertó a MSF y al resto de las ONGs del “riesgo de seguridad ligado a las amenazas pronunciadas públicamente por al guardia costera libia”.

“MSF rechaza ser cooptada en un sistema que busca, a cualquier costo, impedir que las personas busquen seguridad”, dijo el director de operaciones de la ONG Brice de le Vingne, a la edición online del diario La Republica.

Comentarios