En un encuentro con vecinos, comerciantes e instituciones el Intendente brindó detalles acerca del proyecto desarrollado por el Municipio para intervenir integralmente esta arteria santafesina. La iniciativa prevé la renovación completa del cantero central e incluye una solución innovadora para aliviar el recurrente anegamiento de la intersección de Catamarca y Avenida Freyre. A su vez, el objetivo es reordenar los distintos modos de movilidad urbana, priorizando la seguridad peatonal y la circulación del transporte público.

En un encuentro con vecinos, comerciantes y representantes de instituciones, el intendente José Corral, junto al secretario General, Carlos Pereira; presentó el proyecto de modernización y refuncionalización de Avenida Freyre elaborado por el Gobierno de la Ciudad. La reunión, concretada este jueves por la mañana, tuvo por objetivo intercambiar ideas para construir el proyecto final a partir del diálogo con todos los actores involucrados.

“Estamos presentado el proyecto de la renovación total de avenida Freyre, desde Bulevar hasta General López, son 19 cuadras de una intervención que va a financiarse cuando el Concejo apruebe ese pedido de crédito que hemos formulado”, señaló el José Corral y completó: “Para ganar tiempo, avanzamos en la elaboración concreta del proyecto que estamos presentando a los vecinos, para dialogar y que nos brinden sus miradas y propuestas. El objetivo es hacer las modificaciones del caso para llegar al pliego ya definitivo, que esperamos coincida con la aprobación del Concejo”.

La iniciativa prevé una intervención integral de esta arteria santafesina, desde General López y hasta Boulevard Pellegrini, incluyendo una solución para aliviar el recurrente anegamiento de la intersección de Catamarca y Avenida Freyre a partir de una obra de diseño innovador que integra el problema hídrico con el espacio urbano vinculando las denominadas infraestructuras verde y azul. A su vez, apunta a reordenar distintos modos de movilidad urbana, priorizando la seguridad peatonal y la circulación del transporte urbano de pasajeros. Además, el proyecto que se pondrá a consideración mantiene las dársenas de estacionamiento e incorpora una ciclovía.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en el bar La Previa (Avenida Freyre y Catamarca), también participaron los concejales Mariano Cejas, Adriana Molina, Carlos Suárez, y el secretario de de Planeamiento Urbano, Marcelo Pascualón; y la secretaria de Gobierno, María Martín; entre otros funcionarios.

Renovación e innovación

El Intendente manifestó que el proyecto apunta a “la renovación del cantero central que después de muchas años, está muy deteriorado. Además, hay que semaforizar toda la avenida para otorgarle un orden desde el punto de vista vial. También incluimos una solución que alivie esa recurrente situación de inundación en la esquina de Catamarca y Avenida Freyre, que cada vez que tenemos una lluvia de media intensidad genera problemas y hay que interrumpir el tránsito”.

La intervención consiste en generar una serie de espacios para retener el agua en el momento más intenso de la lluvia, de fácil limpieza y que luego tienen otra utilidad.·En ese sentido, José Corral explicó que “son como una especie de pileta que en el momento de las lluvias, simplemente retiene el agua, que se acumula no ya en la calle, sino en este tramo del cantero central que se transforma en una especie de fuente, que cuando deja de llover comienza lentamente a bajar porque está conectado con el sistema de desagües. Pero, demás, cuando no hay lluvias y esta vacío, tiene gradas con buena vegetación y es un lugar por donde se puede caminar y que se puede aprovecha como banco”.

Mejores espacios

Más adelante, el Intendente señaló que el proyecto “incluye también bicisendas y mejoras de las áreas peatonales, con bancos e iluminación led, como hicimos con esa renovación de Bulevar”. En ese sentido resaltó que como avenida Freyre tiene espacio más amplios, “se aprovecha mejor, porque incluso en la parte de dársenas de estacionamiento -sin que se pierda ninguna-, se puede recuperar una parte más para espacio verde, peatonal y de bicisendas”.

En este punto, argumentó que “la idea es dejar bien diferenciado un lugar para cada uso, porque a diferencia de Boulevard y de otras avenidas, Freyre es más amplia, tiene 40 metros de línea a línea de edificación y se puede hacer un trabajo con más espacio en el cantero central, que queremos aprovechar”. Asimismo, adelantó que la rotonda frente al club Unión, “es otra de las intervenciones que están previstas, para mejorar la seguridad. Incluye área de estacionamiento de la escuela, se elimina la rotonda, se semaforiza todo el sector y hay una propuesta incluso de carril exclusivo para el ascenso y descenso de pasajeros del colectivo” detalló.

A futuro

Además, mencionó que la propuesta también busca avanzar, en línea con “el proyecto de varios concejales, en una modificación al reglamento urbano que nos parece que es muy interesante discutir, porque es parte de la reforma general de la avenida. Eso permitiría cambiar los indicadores urbanísticos de la zona para aceptar otro tipo de edificaciones y tener un mejor aprovechamiento”. Sobre los montos de la inversión, indicó que aún “no está sacado el presupuesto final. El Concejo tiene un pedido de autorización por $ 42 millones. Seguramente va a salir algo más, pero ya podemos contar con algo de presupuesto en 2018”.

En otro punto, recordó a Ramón Lofeudo, quien fuera intendente de la ciudad, y “que en su momento, hace más de 50 años, fue quien hizo esta intervención en avenida Freyre que en algún momento fue muy discutida, porque tumbó muchos árboles, pero hoy contamos contamos con una arboleda de las más importantes de las avenidas de la ciudad”. Finalmente, José Corral, señaló que a partir de “esta intervención estamos mirando hacia el futuro y conversando con los vecinos, porque son ellos quienes mejor que nadie nos pueden decir cuáles son los aspectos que hay que tener en cuenta en un proyecto, que tenemos avanzado, pero que todavía acepta modificaciones”.

Obra esperada

“Es una obra realmente muy esperada”, expresó Mario Huber, comerciante y vecino de la zona desde hace 50 años, y agregó: “Es inexplicable que avenida Freyre esté en el estado que está. Escuchábamos que hace 50 años se hizo la última intervención y son las mismas baldosas que en esa época, por lo tanto creo que es necesario y esto va a dar una vida comercial mucho más activa”.

Asimismo, indicó que “en su momento colaboramos con la asociación amigos de avenida Freyre, aportando ideas. Escuché el proyecto, y creo que es muy interesante, sobre todo el tema de las bicisendas, porque la bicicleta también genera un problema de seguridad; pero también los lugares de estar, la parquización y sobre todo, valorar y aprovechar la arboleda que tiene la avenida hoy. Además, va a ser bueno para los comercios que están instalados, pero le va a dar un potencial inmobiliario muy interesante porque es un lugar ideal para vivir. Me parece que ese sería el aporte más grande que traería el proyecto”, concluyó.

El proyecto

En líneas generales, el proyecto de modernización prevé la renovación del solado central, con una línea de losetas podotáctiles para personas no videntes. Se le dará prioridad al peatón en los cruces de calle. Asimismo, incorporará una bicisenda que se extiende linealmente por el cantero central, escindida de la circulación de peatones.

A su vez, el proyecto incorpora la semaforización completa del corredor, renovación de la señalética, incorporación de iluminación con tecnología led, nuevo mobiliario urbano y la incorporación de vados peatonales para cruces accesibles sobre las veredas Este y Oeste, además de los propios del cantero central.

También incluye el reemplazo e incorporación de nuevos paradores de colectivo a lo largo de todo el corredor, y la puesta en valor de la arboleda y parquización, incentivando la implementación y consolidación de las cintas verdes en veredas Este y Oeste por parte de los vecinos frentistas, con el fin de mejorar las condiciones ambientales del corredor y mejorar la captación de excedentes pluviales.

Cuestión hídrica

Uno de los puntos centrales del proyecto es la incorporación de un amortiguador pluvial en la intersección con calle Catamarca, para mitigar la acumulación de excedentes pluviales durante las precipitaciones. Consiste en la construcción de un reservorio sobre el cantero central que va a funcionar como retardador de la acumulación del agua en el momento de las lluvias intensas.

Se construirán nuevas bocas de tormenta sobre calle Catamarca hacia el Oeste para capturar los excedentes pluviales y llevarlos hasta los reservorios, los cuales estarán conectados con el desagüe existente sobre calle Catamarca. Estos espacios tendrán un volumen de 160 m3 y una profundidad de 0.60 m, a fin de no requerir equipos de bombeo para la descarga del mismo, que se realizará por gravedad. De esta manera, los badenes existentes conservando su geometría, se elevarán y serán menos profundos.