Se trata de una iniciativa que promueve el diputado oficialista Rubén Galassi. “Se le pone un tope a las comisiones del 4%, creemos que por una intermediación es más que suficiente y que se abone por partes iguales por parte del inquilino y del propietario”, indicó.

Rubén Galassi (LT10)

A partir de una iniciativa del diputado provincial Rubén Galassi (FPCyS), la Legislatura se presta a tratar una nueva normativa en torno a los alquileres. “Esperamos que le demos media sanción (en la Cámara baja) en los próximos 60 días. Es un proyecto sobre el que, en general, hay consenso. Se ha consultado a los distintos actores. Obviamente, las inmobiliarias son las primeras que están en contra y van a hacer rodas rumores sobre que todo se va a encarecer”, manifestó el legislador este viernes en contacto con LT10.

Acorde a su planteo, este proyecto de ley se diferencia al aprobado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En concreto, “se le pone un tope a las comisiones del 4%, creemos que por una intermediación es más que suficiente –argumentó– y que se abone por partes iguales por parte del inquilino y del propietario”. Y enfatizó: “En el eslabón más débil recaen todos los costos”.

Acerca de la renovación del contrato de locación, Galassi señaló que se prevé que la comisión sea del 50% y se pague en partes iguales. Asimismo, se aspira que ya no se abonen impuestos de sellos.

Al mismo tiempo, se prevé la formación de un registro de alquileres que se encuentre bajo la órbita de la Secretaría de Hábitat y también una oficina especializada, en el marco de la Defensoría del Pueblo, la cual podrá “recepcionar eventuales quejas por abusos”.

En relación con las garantías, se establece que las propietarias puedan emplearse de cualquier localidad de la provincia.