Serán destinadas a mejorar la distribución de agua potable en la ciudad. Su compra y puesta en ejecución implica una inversión superior a los 200 mil pesos y beneficiarán a 22 mil habitantes.


El subsecretario de Gestión Territorial de la secretaría de Aguas y Saneamiento, Marcelo Airaldo, junto al intendente de San Justo, ‎Nicolás Cuesta, encabezaron este viernes la entrega de cuatro bombas de impulsión de agua potable para optimizar la distribución del bien vital a todos los sectores de la ciudad, cuya población supera los 22 mil habitantes.

Las bombas entregadas tienen como objetivo garantizar una efectiva impulsión del agua potable, de modo que la distribución se mantenga lo más estable posible. Se trata de 4 bombas sumergibles, con una potencia de 15 hp, que implican una inversión superior a los 200 mil pesos.

Durante la entrega, que se realizó en el edificio municipal de San Justo, Airaldo expresó que las bombas entregadas son para “ayudar a optimizar el servicio de agua potable que presta la municipalidad”.

Seguidamente, el funcionario amplió que “esta es una inversión importante teniendo en cuenta que la gestión del frente progresista, particularmente el gobernador Lifschitz, está llevando adelante una política transformadora de la provincia de Santa Fe con una inversión superior a los 20 mil millones de pesos”.

“Trabajamos con la idea de igualar a todos los santafesinos, de norte a sur, de este a oeste, cambiando la realidad que cada territorio tiene, tratando de que todos seamos parte de la misma provincia”, finalizó Airaldo.

En la oportunidad, también estuvo presente el senador departamental Rodrigo Borla, funcionarios municipales y medios de comunicación de la localidad.

Comentarios