La disminución será entre la 1 y las 6. Se debe a que Aguas Santafesinas realizará mejoras en la planta potabilizadora.

Aguas Santafesinas colocará una nueva bomba de transferencia de agua tratada a la reserva desde donde se impulsa el agua potable a toda la ciudad. Por este motivo, se reducirá la presión del suministro a todo el radio servido de la ciudad el próximo domingo 27 de agosto entre la 1 y las 6.

Luego de la incorporación de los nuevos equipos se rehabilitará la bomba actualmente en operación para conservarla como resguardo y aseguramiento de la prestación del servicio.

Por su parte en diálogo con Todo Pasa German Nessier gerente de relaciones intitucionales de la empresa recordó a la población que “En caso de producirse algun episodio de turbiedad no representa ningún riesgo y se corrije sencillamente dejando correr el agua unos minutos”.

Además agregó que los trabajos fueron programados un fin de semana y en horario nocturno para minimizar las molestias a los usuarios de todas maneras, se recomienda hacer un uso prudente del agua almacenada en sus reservas domiciliarias hasta tanto esté normalizada la prestación.

Estos trabajos demandarán la asistencia de una grúa de gran porte para poder izar la nueva bomba que tiene más de cinco metros de altura y un peso aproximado de 5.000 kilos. La inversión asciende a cinco millones de pesos.

Sobre la nueva bomba

Los equipos a instalarse constan de un nuevo motor de 37 KW de potencia, marca WEG – origen Brasil-, y una bomba de 3.000 metros cúbicos/hora, marca KSB –origen Alemania-, para la transferencia de agua tratada desde la prereserva a la reserva, donde se impulsa el agua a toda la ciudad.