Así lo planteó el director provincial de Investigación Criminal, Darío Chávez. El hecho se encuadra bajo la figura de “intimidación pública” que conlleva una pena de dos a seis años.

Darío Chávez (LT10)

La seguidilla de las llamadas por amenazas de bomba en establecimientos escolares provocó que las autoridades provinciales evalúen aplicar sanciones a los padres de los jóvenes involucrados. Concretamente, se les pediría que abonen el costo de los respectivos operativos. Al respecto, el director provincial de Investigación Criminal, Darío Chávez, indicó que “en todos y cada uno de los casos en los que se activó el protocolo se hizo por una amenaza de bomba. Así lo pidió el ministro (Maximiliano) Pullaro, que se tome la llamada y se la tome como lo que es, una amenaza de bomba”.

Al ser consultado por LT10, el funcionario aclaró que una vez finalizada la inspección a la institución y que se descarte la posibilidad de que detone un artefacto se puede hablar de “una falsa amenaza”. “Mientras tanto, los recursos del Estado están volcados en atender esta situación”, subrayó.

Mientras los fiscales aplican la figura de “intimidación pública” que conlleva una pena de dos a seis años, Chávez sostuvo que se ha evaluado –desde el área legal del Ministerio de Seguridad de Santa Fe– que “cada una de las personas que sean individualizadas como las que estaban haciendo ese tipo de bromas tengan que soportar con su economía los costos de estos operativos. Sino, lo que pasa es que el conjunto de la población está haciendo frente a los costos de los operativos y no son para nada baratos”, remarcó.

Dicho de otro modo, los padres de los menores de edad responsables de las llamadas podrían tener que costear los mentados operativos que conllevan presencia policial, de bomberos y del servicio 107. “Los recursos no son solamente de la provincia –observó el director–, también la Municipalidad aporta sus elementos humanos y materiales para dar cumplimiento con el protocolo. No es un dato menor el del costo”, recalcó en alusión a la distracción de recursos.

Comentarios