La próxima semana se cumplen dos años de la trágica explosión de la panadería de J. J. Paso y 4 de Enero, donde Antonella sufrió graves lesiones que la produjeron la muerte, 32 días después. Su tío, Jorge, explicó el estado de la causa y aseguró que no aceptarán un juicio abreviado.


“Nosotros no queremos juicio abreviado, queremos un juicio oral y público”, indicó Jorge Olmedo a LT9. “Queremos que alguien se haga responsable, que alguien pague”, añadió.
Si bien admitió que la espera genera ansiedad en la familia, Olmedo reconoció que tienen confianza en la justicia. “Hay sobradas pruebas de lo que nosotros estamos diciendo, esperaremos el juicio, tendremos paciencia; el tiempo para nosotros es larguísimo, pero no vamos a bajar los brazos, seguimos esperando que se haga justicia”, explicó, y consideró: “si para esta altura no se presentó la etapa acusatoria, creemos que hasta el año que viene no vamos a tener juicio, pero son los tiempos de la justicia”.
En tato, recordó que Antonella no trabajaba en ese local, trabajaba en el local que estaba en San Jerónimo casi Suipacha. “Ese día tenía franco en ese local y la llamaron para cubrir un reemplazo en este local”. Además, Olmedo detalló que, por el hecho, están imputados el dueño del local, el dueño de la panadería, la encargada de la panadería –principal responsable- y los dos responsables del maxi kiosco que funcionaba en la esquina. “El fiscal Marchi tiene a cargo la causa; estamos conformes con su trabajo, con su tarea, la verdad que le ha dedicado tiempo a su tarea”, manifestó.
“Antonella no se merecía perder la vida trabajando”, lamentó su tío. “Mi hermana tenía miedo que le pasara algo en la calle, la llevaba al trabajo, la buscaba en el trabajo, le llevaba la comida y ¿dónde le pasó?, en el lugar de trabajo”, reflexionó.