Los cientos de agentes salvadoreños han sido capturados por homicidio, conspiración para cometerlo, privación ilegal de libertad, soborno, lavado de dinero, cohecho y grupos terroristas.

Según el director general de la Policía Nacional Civil (PNC) salvadoreña, Howard Cotto, 200 policías fueron capturados por procedimientos de intercambios de disparos “en los que se registraron personas fallecidas o lesionadas”, lo que supone un 36 % de los detenidos.
Cotto explicó que el número de agentes capturados por su participación en delitos relacionados con estructuras criminales y grupos de exterminio fue de 139, un 25 % de la totalidad de arrestos. Además, 220 efectivos policiales -un 39 %- fueron detenidos por “delitos comunes”, como violencia intrafamiliar, robos, hurtos y daños, manifestó el director de la PNC.
Señaló que las detenciones son parte del “trabajo sustantivo que están desarrollando las unidades de control interno y de investigación, en torno a la transparencia de la entidad de seguridad pública” e instó a otras instituciones del Estado a “autodepurarse”.
El jefe policial se refirió a los seis policías capturados en el marco de la operación Tecana, junto a otros 93 sujetos, quienes mantenían vínculos directos con las “estructuras delictivas”, lo que calificó de “doblemente condenable, porque tales acciones ayudan y fortalecen al crimen”.
Durante la Operación Tecana, realizada el pasado viernes, se desmanteló una estructura de lavado de dinero de la Mara Salvatrucha, cuyos integrantes afrontan este lunes la fase de audiencia inicial. Los detenidos serán acusados por homicidio, conspiración para cometer homicidio, privación de libertad, soborno, lavado de dinero, tráfico de objetos prohibidos, cohecho y agrupaciones terroristas.
Cotto aseguró que con operaciones como Tecana “se ha demostrado como las estructuras criminales buscan hacer dinero y fortunas, y no solo se trata del cometimiento de homicidios y extorsiones, sino que tienen un interés primordial de lucrarse”. Recientemente, la ombudsman salvadoreña, Raquel Caballero, informó que los cuerpos de seguridad siguen siendo los más denunciados por violaciones a los derechos humanos en el país.
Caballero, procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, indicó en un documento que entre las instituciones “mayormente” denunciadas se encuentran la Policía Nacional Civil (PNC), que continúa siendo la más señalada con 886 denuncias, y la Fuerza Armada, con 99 delaciones.
Los datos proporcionados por la procuradora comprenden el periodo del 23 de septiembre de 2016 al 22 de mayo de 2017 y fueron brindados en el marco de los ocho meses de Caballero al frente de la institución defensora de los derechos humanos. Un informe del antecesor de Caballero, David Morales (2013-2016), da cuenta de que entre junio de 2014 y mayo de 2015 la Policía, el Ejército y otras instituciones de seguridad fueron señaladas en el 91,78 % de 2.202 denuncias.

Comentarios