“Hemos priorizado un plan de inversión pública, que es inédito en los últimos 30 o 40 años, que este año va a superar los 20 mil millones de pesos, con más de mil obras en marcha en los 19 departamentos”, precisó el gobernador.


El gobernador Miguel Lifschitz participó este lunes de la Fiesta del Santo Patrono San Jacinto en Jacinto Arauz, pueblo santafesino fundada por Idelfonso Parejo, en representación del Banco Colonizador Nacional, en 1888, y fue declarado comuna el 30 de mayo de 1894. Su nombre fue otorgado en honor al dueño de las tierras.

“Es una satisfacción poder recorrer de cerca toda la provincia de Santa Fe, y llegar a pequeñas localidades cómo esta, dónde viven santafesinos, que piensan en un proyecto de futuro, que lo construyen todos los días con mucho esfuerzos”, destacó.

 

“Hemos priorizado un plan de inversión pública, que es inédito en los últimos 30 o 40 años, con una inversión que este año va a superar los 20 mil millones de pesos, con más de mil obras que están en marcha en este momento en los 19 departamentos, de gran envergadura cómo los acueductos, pero también de pavimentación de rutas, y en educación”.

“Durante los cuatro años de esta gestión se va a dejar una provincia distinta, una huella, una señal muy importante en materia de inversión pública y de desarrollo del interior. Santa Fe es una provincia que tiene una gran potencialidad pero que necesita inversión pública para que el sector privado pueda desarrollar su actividad, pueda crecer y generar empleo”.

“Cuenten con nosotros y sepan que nuestro gobierno provincial está permanentemente pensando en las pequeñas localidad, tratando de acompañar y apoyar con obras, equipamientos, programas sociales que necesiten”, concluyó Lifschitz.

Por su parte, el presidente comunal de Jacinto Arauz, Leandro Flores, destacó que “hacia mucho tiempo que no venía un gobernador a las fiestas patronales”

Comentarios