Scotland Yard informó que fue apresado un muchacho en el sureste de Inglaterra en el marco de la investigación de la explosión en la estación de subte Parsons Green

Un joven de 18 años fue detenido en Dover, en el sureste de Inglaterra, en relación con el atentado de este viernes en la estación de subte Parsons Green -reivindicado por Estado Islámico (EI)- en el suroeste de Londres, informó hoy Scotland Yard.

El sospechoso, detenido esta mañana por las fuerzas del condado de Kent en el área portuaria de Dover, será llevado a una comisaría de Londres para ser interrogado.

El joven, cuya identidad y nacionalidad no fue comunicada, fue arrestado por un supuesto delito de terrorismo, según precisaron las fuerzas del orden.

“Hemos hecho un arresto significativo esta mañana. Si bien estamos satisfechos con el progreso conseguido, esta investigación continúa y la amenaza se mantiene en crítica (el nivel más alto)”, señaló hoy el subcomisario de Scotland Yard, Neil Basu.

“La población debe mantenerse alerta”, insistió Basu, y calificó la actual investigación sobre el ataque de ayer de “compleja”, relató a la agencia EFE.

“Esta detención llevará a una mayor actividad por parte de nuestros agentes. Por razones de la investigación, no vamos a dar más detalles sobre el hombre arrestado”, agregó el subcomisario.

La Policía informó de que los agentes hablaron con 45 testigos sobre la explosión de ayer.

La estación de metro Parsons Green fue reabierta hoy tras la explosión en la que 29 pasajeros resultaron heridos.

Un artefacto de fabricación casera explotó parcialmente en un tren de la línea District que se dirigía al centro de la capital británica en la hora pico matutina.

Los heridos recibieron atención médica en diversos hospitales de Londres, aunque ninguno revestía gravedad.

El ataque fue reivindicado por Estado Islámico (EI), aunque las fuerzas británicas no ratificaron esta información.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció anoche la decisión de elevar a “crítico” el nivel de alerta terrorista, lo que significa que otro atentado puede ser inminente.

Con este incremento de la alerta los soldados británicos reforzaron la seguridad en puntos claves de la ciudad de Londres, como la red de transporte y los estadios de fútbol, ya que hoy habrá jornada de la Premiership.

FuenteTélam
Compartir

Comentarios