Hasta la madrugada de hoy se extendió la audiencia en Tribunales por la causa que involucra al ex jefe de la Policía con el arreglo de móviles policiales. En ese marco, el juez de la Investigación Penal Preparatoria fue Sergio Carraro ordenó diversas medidas para los involucrados en la investigación que dirige el fiscal Roberto Apullán.

Por lo demás, un “arrepentido” complicó la situación de Grau dado que relató que cómo era la maniobra y definió el rol de cada uno. Otro dijo haber recibido “aprietes” del ex jefe policial.

Tras 10 horas de audiencia, el magistrado resolvió otorgar la prisión domiciliaria para Rafael Grau.

Asimismo, fijó una caución de 500 mil pesos (la que deberá ser presentada dentro de los próximos siete días corridos). El magistrado le ordenó, además, evitar todo tipo de contacto con los otros coimputados, con funcionarios policiales en actividad y/o retirados y con funcionarios políticos.

Además, deberá presentarse una vez cada 15 días en el Ministerio Público de la Acusación (MPA), quedar bajo la guarda de un familiar; y procurar la incorporación de pulsera electrónica.

En tanto, Facundo Testi, sindicado como proveedor dentro de la maniobra, también recibió la prisión domiciliaria, al igual que el policía José María Leiva.

Por su parte, el policía Ariel Villanueva continuará con prisión preventiva.

Carraro también dispuso medidas alternativas a la prisión preventiva para el resto de los imputados: Andrés Soto, Rodrigo Ruiz, Noelia Viscari y Artemio Viscari.

Comentarios