El envejecimiento no es la única causa: influyen la genética y el estilo de vida.

La mirada se entristece cuándo aparecen los signos de envejecimiento. Los surcos y las sombras otorgan a la expresión un gesto de cansancio. Pero los años no son lo único que influye en el contorno de ojos, que debe cuidarse en todas las etapas de la vida: con pantalla solar desde niños y, ya en la adultez, con las cremas especialmente formuladas para esta zona.

La piel que rodea a los ojos es fina y permite observar los vasos sanguíneos ubicados en la dermis. Cuando estos vasos se congestionan y/o la epidermis se pigmenta en exceso, aparece una coloración pardusca, azulada o violeta que se conoce como “ojera”.

Existe predisposición hereditaria para la formación de ojeras. Además, están presentes muchos otros factores que producen que el contorno de ojos se marque. En algunas circunstancias se marcan las ojeras no sólo por envejecimiento, sino también por falta de sueño, por estrés, por mala alimentación, alergias y por la irritación sostenida de los párpados. A veces por causa de medicamentos y por enfermedades generales. La retención de líquido es otro de los motivos que las origina. Esta zona se ve afectada también por factores externos como la polución, el tabaco y el alcohol. Ciertas teorías sostienen que se producen también por falta de vitamina K.

Además, gesticular y efectuar gestos muy contundentes favorece la formación de las líneas de expresión alrededor de los ojos. Aunque se debe diferenciar las ojeras de las “bolsitas” del párpado inferior, producidas por piel fláccida y redundante, con acumulación de grasa.

Con respecto a las ojeras propiamente dichas, la primera medida será determinar con el médico si hay un motivo que las origina y tratar de corregirlo. En la actualidad, gracias a la tecnología disponible, se podría decir que todas las afecciones tienen una solución muy satisfactoria dentro de la estética.

Consejo de oro

En caso de optar por realizar algún tratamiento, es importante hablar con el especialista en forma abierta y sincera sobre los procedimientos y evaluar los objetivos que se alcanzarán. Y se debe ser consciente de que se obtendrán mejores resultados si se tienen hábitos saludables: cuidarse del sol, no fumar, dormir por lo menos ocho horas, hacer una dieta adecuada y beber dos litros de agua por día.

Uso de cremas para párpados

Para prevenir el envejecimiento prematuro es necesario utilizar productos creados especialmente para el cuidado de la piel que rodea a los ojos.

Existen dos clases de productos diseñados para el contorno de ojos:

Antifatiga: creados para eliminar los signos visibles del cansancio y la falta de sueño. Relajan la mirada y la iluminan. Mejoran las ojeras.

Antiedad: su uso se recomienda a partir de los 30 años. Su fórmula antiedad borra las líneas alrededor de los ojos, nutre la piel y le da mayor consistencia

¿Qué significa que el producto para párpados está “oftalmológicamente testeado“?

Que el producto en cuestión está testeado para que no afecte los ojos. Sobre todo esta condición es muy útil para aquellas personas que usan lentes de contacto.

¿Qué significa que el producto está “dermatológicamente testeado”?

Dermatológicamente testeado significa que han hecho pruebas en la piel para comprobar que el producto no cause reacciones alérgicas.

Uso de tecnologías médicas

Láser Fraxel: es un láser que se utiliza en dos modalidades, una más suave y otra más profunda. La más suave es la de thulium que sirve para remodelar la parte superior de la dermis. La modalidad erbium es más profunda y se usa para tratar las “patas de gallo”. Ambas formas corrigen manchas, arruguitas, marcas y mejoran la textura de la piel. Todo láser necesita de un tiempo de recuperación, este tiempo dependerá de la intensidad con la que se aplique. En muchos casos el tratamiento se combina con la colocación de plasma rico en plaquetas ya que esta sustancia autóloga (del propio organismo), acorta a la mitad el tiempo requerido para la recuperación.

Ultherapy: se trata de un tratamiento que utiliza ultrasonido focalizado para levantar las zonas con flaccidez en las cejas y párpados. Con una sesión de una hora aproximadamente en el consultorio, se notará un cambio inmediato, que continuará y se incrementará en el corto y mediano plazo (de tres a seis meses) a medida que se genera nuevo colágeno y elastina. Al término de este período, se observará un aspecto natural y juvenil sin modificación de las facciones.

Mesoterapias: se aplican microinyecciones con distintos principios activos, que por lo general son vasodilatadores e hidratantes. También mezclas de ácido hialurónico y ricos complejos vitamínicos como tratamiento antiage. Además, se inyecta vitamina K mezclada con ácido hialurónico para mejorar la tonalidad y la apariencia de la piel.

Mesobotox: en este caso se aplica toxina botulínica mezclada con solución fisiológica. Es efectivo para suavizar la parte inferior de las patas de gallo.

Toxina botulínica: se aplica para prevenir la formación de arrugas, para volver imperceptibles las existentes y para evitar su profundización. Su efecto dura entre 4 y 6 meses. La toxina botulínica tipo A, colocada para levantar cola de las cejas sirve para realzar la mirada. También cuando se hace un “brow lift “(levantamiento de la frente), se levanta la cola de las cejas. Estas 2 técnicas contribuyen a mejorar el área de alrededor de los ojos.

Skinboosters: restaura la piel ya que la hidrata desde adentro hacia afuera. El procedimiento sólo requiere de algunos minutos y su efecto es inmediato. Se infiltra, a través de microinyecciones, los círculos orbiculares del ojo que forman las ojeras. Está formulado a base de ácido hialurónico. Se trata de una sustancia que brinda múltiples beneficios con la ventaja de que los resultados obtenidos son sumamente naturales, como si se hubiera descansado muy bien.

María Rolandi Ortíz, cirujana, especialista dermocosmiátrica, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y directora de Ro Medical Art.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios