Recién llegada de España, la modelo contó en detalles cómo se siente ante las críticas de Fabián Cubero y explotó en el programa “Cortá por Lozano”, donde es una de las panelistas.

Son días complicados para Nicole Neumann. Recién regresada de España en lo que fue su primer viaje de placer con Facundo Moyano, su flamante pareja, la modelo siente que tiene que salir a explicar cuestionamientos que le hacen como madre, sobre todo después de algún comentario al respecto de su ex, Fabián Cubero.

Por eso, en su rol de panelista de Cortá por Lozano (Telefe, a las 17) se explayó sobre su viaje con Facundo Moyano y todas las críticas que le hicieron, sobre todo en las redes sociales.

“No estoy haciendo nada malo ni lastimando a nadie. Ni tengo que ocultar nada. Pero tampoco tengo que salir a decir que estoy conociendo a alguien. No necesito que nadie me pague ningún viaje porque trabajo desde los 12 años. Me fui con una amiga porque él tenía que trabajar allá y aproveché para pasear con ella. Obviamente que en los tiempos libres fuimos a comer y cuando tuvimos más tiempo recorrimos museos. Lamentablemente se filtró cuando lo acompañé el domingo a la Embajada porque no era la idea. Fueron fotos oficiales las que salieron, pero para mí era algo mucho más relajado y descontracturado”.

Y continuó: “Lo que más me duele es que digan pavadas y me juzguen. Me separé hace 5 meses y puedo conocer a alguien. Pero hay gente sin vida que se la pasan subiendo cosas que yo no hago. ¿Es necesario que le manden fotos a la prensa cuando nos ven? La gente me acusa de exponer el tema por mis hijas, pero es la misma gente la que me expone subiendo imágenes que yo no doy”.

Decidida a romper el silencio, Nicole se quejó de las opiniones de la gente en las redes sociales. “Fabián hace tres meses que está con una y otra y no lo juzgan. A mí que pasaron cinco meses y conocí a una sola persona me hablan como si estuviera cometiendo un delito. No tenía ganas de hablar ni siento que tengo que dar explicaciones a nadie, pero salgo porque la gente dice pavadas a partir de los dichos de Fabián, cuando dijo que perdía tiempo de ver a mis hijas por este viaje. Viajé cuatro días de los cuáles dos le correspondía a él estar con las nenas”.

Y agregó que “Las chicas duermen y comen conmigo siempre. Las levanto 6.30 todos los días y la gente habla sin saber. Me duele esto de que se ponga a mis hijas como un arma de guerra. Es horrible y no tiene nada que ver. Se sabe que es el punto débil en mi vida por mi historia con mis padres. Me parece un golpe bajo espantoso y en algún punto, más allá de que sepa que mis hijas no me reclaman nada, me duele que pase esto”.

La modelo reconoce que todavía no es momento de que Moyano conozca a sus hijas. “Falta un montón para que les presente a Facundo. Si es una relación que prospera en el tiempo y en su debido momento podría ser. Recién lo estoy conociendo y claramente me gusta. Pero quiero ir de a poco”.

Y contó cómo fue la convivencia en España: “Estábamos en hoteles separados pero no todas las noches dormimos separados. No quiero contar detalles pero tampoco tengo que estar escondiendo nada. No nos fuimos juntos porque él tenía compromisos en el Congreso. Le buscan el pelo al huevo porque él está en la política. Si tuviera otra profesión no pasaría lo mismo. La gente es muy prejuiciosa y cuando puede dar con un palo al otro, le encanta hacerlo”.

Acerca de los dichos de Fabián Cubero, quien manifestó que Nicole perdía el tiempo de estar con sus hijas por irse con su nueva pareja, la modelo se puso firme y contraatacó. “Lo que dijo referido a la maternidad me dolió. Él lo sabe y por eso lo hizo. Fabián no tendría por qué salir a hablar de esto porque es algo mío con otra persona. Nosotros podemos hablar de nuestras hijas y estas cosas en privado. Su vida es su vida y ojalá sea feliz con lo que haga, mientras no perjudique a mis hijas. Y tendría que ser igual de él conmigo. No me molesta que esté con un montón de chicas. Es típico del hombre recién separado. Seguramente el día de mañana va a encontrar a alguien con la que esté bien. Además me juzgan por ser mujer. Si él hubiera viajado nadie diría nada de esto. Al contrario, él sale con tres minas a la vez y es un guachipistola”.

Visiblemente conmovida, siguió con el tema. “Él sabe cuál es mi punto débil. Mi historia personal con mi papá. Por eso nunca quise hablar. Pero poner a las chicas en el medio no está bueno. Lamentablemente la situación me llevó a esto. Mi mamá se quedó a cuidar a mis hijas en casa porque Fabián viajaba a Córdoba. Por suerte hoy con mi mamá está todo bien. Y mi papá podría venir a vivir a la Argentina y también estamos en un buen momento. Pero son heridas que siempre quedan. Soy mucho más débil emocionalmente de lo que aparento. La gente cree que no me pasa nada con estas cosas pero no es así. Me angustian estas cosas. Facundo por suerte me contuvo porque tuve un día de crisis fuerte cuando leía todo esto”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios