En el operativo de la APSV, 38 conductores fueron separados de la circulación al detectarse niveles de alcohol superiores a lo que establece la ley.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, realizó este fin de semana diversos controles de alcoholemia en rutas de la provincia. En los operativos detectaron 38 conductores con niveles de alcohol en sangre superiores a lo que establece la ley, quienes fueron separados de la circulación.

En el marco de estos operativos, los agentes viales realizaron test a 1190 conductores. Se labraron 234 actas de infracción y se remitieron 47 vehículos a corralones municipales. Además, dos conductores se dieron a la fuga.

Algunos valores encontrados por los agentes, superiores al nivel de 0,50 gramos de alcohol en sangre permitido por ley, fueron los siguientes: 0,95; 2,20; 1,98; 1,22; 0,97; 0,94; 0,85; y 0,78, gramos de alcohol en sangre, entre los más elevados.

Los procedimientos estuvieron a cargo de la Policía de Seguridad Vial (PSV) y de agentes coordinadores de la APSV e inspectores de tránsito locales. Estos procedimientos se realizan en forma sistemática durante los fines de semana, con el objetivo de concientizar a los conductores  acerca del riesgo de consumir alcohol.